CLUBS VIAJEROS

 

En estas líneas describo una docena de clubes internacionales que agrupan viajeros. Hay muchos más, alrededor de un centenar están acreditados en países tales como Suiza, Polonia, Canadá, Australia, Bélgica, Rusia, Ucrania, Japón, Holanda… Está el Aventure du Bout du Monde de Francia, el Totem e Tabù de Italia, el Gezginter Klubu de Turquía, la National Hobo Association de Nueva York, el estadounidense IgoUgo que proclama ser el club con más miembros del mundo, el Deutschen Zentrale für Globetrotters de Alemania, etc. Algunos, como The Club 153, de Londres, se especializan en viajar únicamente al Sahara; otros sólo se interesan por las junglas de Sudamérica, o por el Ártico, otros sólo admiten miembros de su propia nacionalidad, sin extranjeros. También existen clubes que reúnen viajeros en bicicleta, en kayak, a los alpinistas, etc., o uno en Alemania que sólo acepta como miembros a los que hayan viajado por un mínimo de un año seguido por diferentes países, sin valer el quedarse a trabajar largo tiempo por el camino. Y hasta hay uno en Dinamarca (De Berejstes Klub) que cuenta como un país visitado si se ha estado un mínimo de 24 horas en él.

Las listas de algunos de los clubes viajeros que cito a continuación (en especial TCC, MTP, TBT, SISO, GG) pueden sugerir nuevos territorios en los que  un viajero no se había fijado antes. En mi caso gracias a esos clubes descubrí islas de los Océanos Pacifico e Índico que se me habían pasado inadvertidas y adonde he viajado o pienso viajar en el futuro (Rotuma, Foammulah, Agalega…), pues tienen mucho que aportar al conocimiento del hombre y del planeta al que aspira el viajero.

El lado negativo de esos clubes es que crean maniáticos.

Por ejemplo, eso de viajar por Rusia, India, Sudáfrica o Brasil, para “liquidar” provincias o estados, escalando únicamente en el aeropuerto o, como mucho, pasando unos minutos en la plataforma del tren de la capital de ese territorio, sin ser consciente de lo que se ofrece al viajero en esos lugares, sin hablar el idioma local ni esforzarse por aprenderlo, es una aberración de gente ociosa, sobrada de dinero, que viajan un promedio de seis a nueve meses al año, pero ello no les aporta nada en forma de conocimientos para crecer interiormente. Para esos “viajeros” viajar es una carrera de obstáculos. Los comparo con esos niños que juegan a “matar marcianitos” en el ordenador, donde cada “marcianito” que derriban de un disparo equivale a un país que se han “liquidado”.

Normalmente, los “viajeros” que aparecen en lo alto de la lista de esos clubes, viajaban de vacaciones en su juventud, una vez al mes, eran aficionados a los viajes. Pero al jubilarse, siendo sexagenarios, se enrolaron en esos clubes y comenzaron a viajar con frenesí, sin reparar en gastos, sólo con el objetivo de escalar puestos en el club. Conocí hace poco a uno de ellos que ya había acabado los 325 territorios de TCC. Me explicó que ese capricho le había costado un millón y medio de dólares americanos. Le pregunté si seguiría viajando, esta vez con calma, en algunos vericuetos de la India, por ejemplo, o China, sumamente interesantes, y con un ademán de disgusto me contestó negativamente. Él ya había cumplido su “challenge” me confesó, y no estaba interesado en nada más. Sin embargo, es un amigo excelente, cordial, una bella persona. Lo cortés no quita lo valiente.

Cuando se consultan esos clubes viajeros, uno tiende a pensar que los que están en lo mas alto de la lista son los mejores viajeros, cosa que incluso piensan los periodistas de viajes. Y nada mas lejos de la verdad. En primer lugar, los mejores viajeros del mundo (o la mayoría de ellos) no están inscritos en esos clubes viajeros, y en segundo lugar, con frecuencia la diferencia de puestos en el escalafón lo marca el dinero, el que es mas rico en dinero es el que ha estado en mas islotes remotos y de caro acceso, mientras que el mas modesto económicamente no puede permitirse llegar a ellos. Esto es algo que la mayoría de personas que consultan esos clubes no no aprecian. Estar en los puestos mas altos no es para pobres, sino para gente rica, muy rica.

Otro ejemplo: uno consulta los puntos de dos viajeros, uno ha sumado 55 puntos por haber visitado cada uno de los 55 países africanos soberanos, mientras que otro con visitar las 20 y algo regiones de Francia, mas las de Italia y los cantones de Suiza supera los 60 puntos. Cual de los dos es mejor viajero, el que suma mas puntos o el  que ha visitado toda África? Aun un ejemplo: un viajero da una vuelta al mundo de 12 meses y recorre 23 países de los cinco continentes, mientras que un argentino da la vuelta a su país en un mes y se anota 24 puntos, uno por provincia argentina visitada. Cual de los dos es mejor viajero?

Muchas de esas personas ricas que viajan a islotes remotos (que suelen estar deshabitados) no aprenden nada, no justifican su derroche de dinero; emplean su tiempo realizando esos desplazamientos para apuntarse nuevos territorios, como un coleccionista de países, viajeros beep-beep, o ticker, y así ganar puestos en los clubes a los que pertenecen (e incluso hay quienes, tanto en MTP como en TBT, se sacan territorios de la manga, se los apuntan sin haberlos visitado, simplemente por haber navegado por las aguas adyacentes). Cada uno puede gastarse su dinero como le plazca, y viajar es un modo más excitante de pasar el tiempo que apuntarse a un club para jugar al parchís, pero ese derroche exagerado de dinero (varios millones de dólares) no es moral, no es Tao.

Se puede viajar para descansar, tomar un crucero de vacaciones, para conocer lugares idílicos, pero la función más beneficiosa de los viajes es aprender, elevar el ser.

A tener en cuenta que los verdaderos viajeros, los de toda la vida, como Heinz Stücke y André Brugiroux, entre varios otros, no aparecen en ninguno de esos clubes (salvo en el Traveler’s Exploits Club, y en el Greatest Globetrotters, por amistad, y provisionalmente en el thebesttravelled como un experimento).

 

 

 THE TRAVELER’S CLUB

Club distinguido, sólo para hombres, fundado en Londres en 1819 por un grupo de viajeros que impusieron a quienes quisieran inscribirse la condición de haber viajado a una distancia mínima de 500 millas a partir de la capital inglesa, aunque también se aceptaba a los caballeros extranjeros con recomendación. Se ubica en Pall Mall, junto al famoso Reform Club, en el que se inspiraría Julio Verne para escribir su famoso libro “La vuelta al mundo en 80 días”. Ambos edificios fueron construidos en estilo neoclásico, semejando a los palazzi italianos, por el famoso arquitecto inglés sir Charles Barry. Para ser miembro de este club elitista hay que abonar anualmente la cantidad de 920 libras esterlinas, con lo cual se recibe un pasaporte que da derecho a disfrutar de las facilidades de otros más de 60 clubes asociados esparcidos por una veintena de países de los cinco continentes, como el Penn Club de Nueva York, el Royal Bombay Yacht Club, el Hong Kong Cricket Club, el Victorian Club Melbourne, etc. Su página web es: www.thetravellersclub.org.uk

 

La sede del Travellers Club en Londres y su emblema representando a Ulises

 

CIRCUMNAVIGATORS CLUB

Fundado en Nueva York en 1902 por tres viajeros intrépidos, los denominados “Tres Inmortales” (que se conocieron navegando por el Océano Índico) al regreso de una vuelta al mundo en barcos. Entre sus socios se incluyen viajeros ilustres como Jacques-Yves Cousteau, Neil Amstrong, o Thor Heyerdhal, quienes recibieron del club la máxima condecoración, la Orden de Magallanes. Algunos de sus adherentes han dado la vuelta al mundo en velero, otros en moto, a pie, en trenes, etc. Entre sus miembros hay astronautas y célebres exploradores de los dos Polos de la Tierra. Cuentan con unos 1.000 afiliados y poseen sucursales en Canadá, Inglaterra y Singapur. No contabilizan países sino vueltas al mundo en horizontal atravesando las longitudes, no en vertical cruzando las latitudes por los dos Polos. Aunque la vuelta al mundo se realice en dos o más tramos, también es válida, como en los dos viajes de Magallanes, quien antes de morir en la isla de Mactan, Filipinas, ya había estado en un viaje anterior por cuenta del Gobierno portugués en el Sureste Asiático completando así su periplo de circunnavegación del planeta. Cualquier persona que acredite haber realizado una vuelta al mundo por los meridianos puede inscribirse como socio. Su página web es: http://www.circumnavigatorsclub.org/

 

 

 

THE EXPLORERS CLUB

Fundado en 1905 en Nueva York, cuando absorbieron el decimonónico Artic Club. Organizan expediciones de naturaleza científica, tales como antropológicas, ornitológicas, paleontológicas, oceanográficas, arqueológicas, espeleológicas, etc., como por ejemplo la de Peary al Polo Norte. Uno de sus presidentes honorarios fue Edmund Hillary. Tienen sucursales en numerosas ciudades de Estados Unidos, en Canadá, Australia, India, Polonia, Gran Bretaña, Noruega, y en otros países europeos. Como todos los demás clubes, editan una revista con las novedades de sus expediciones. Sus miembros, unos 2.500 en los Estados Unidos más 500 en los demás países, se reúnen regularmente para ofrecer charlas de sus expediciones, y una vez al año los socios más prominentes del mundo científico y de la exploración se congregan en el hotel neoyorquino Waldorf Astoria. Los candidatos a adherirse a este club como “Member” han de demostrar haber contribuido ampliamente al conocimiento científico del planeta, mientras que para devenir “Fellow” basta con haber colaborado en alguna actividad relacionada con los fines del club y haberla expuesto por escrito, tanto en libros como en artículos en revistas de carácter científico. También existe la categoría de “Student”, sin derecho a voto. En sus primeros años era un club exclusivamente para hombres, pero actualmente también aceptan mujeres. Su página web es: www.explorers.org

 

 

 THE ADVENTURERS CLUB

Fundado en el año 1911 en un restaurante de Nueva York por un grupo de 34 hombres, entre los que se encontraban militares, marineros, cazadores, tramperos, buscadores de tesoros, viajeros, periodistas, escritores y científicos. Organizaron expediciones para culminar la cumbre del Ararat buscando el Arca de Noé, para localizar el Titanic, para hallar ciudades perdidas pertenecientes a civilizaciones desaparecidas, para descubrir tribus desconocidas en el Amazonas y en las junglas impenetrables de Nueva Guinea… Sus intrépidos miembros procuran siempre viajar “off the beaten path”, y en el pasado contaron con algunos tan famosos como Amundsen, Byrd, o Shackleton. Tienen filiales en varias ciudades de Estados Unidos y de Europa, como Copenhague. No aceptan a cualquiera como socio, sino que antes analizan si es merecedor de pertenecer al club por la audacia de sus aventuras. No les importa la cantidad de países a los que viajan, sino la calidad de las aventuras que en ellos experimentan y los conocimientos que les aportan. Publican mensualmente una revista con las últimas andanzas de sus socios, como remontar en kayak el río Mackenzie hasta el Ártico, atravesar Groenlandia o la Antártida en trineos tirados por perros, o dar la vuelta al mundo en globo. Su objetivo es escudriñar todos los recovecos y los vericuetos de la Tierra. Su página web es: http://www.theadventurersclub.org

 

 

GLOBETROTTERS CLUB

Fundado en 1944 en Londres. Sus miembros suelen ser “backpackers” que viajan con poco dinero, en autostop, bicicleta, barcos cargueros, etc. Otorgan premios anuales de 1.000 libras esterlinas a los viajeros que hayan realizado el viaje más insólito y denodado. Este club no cuenta países o territorios ni los colecciona como si fueran cucharillas, y sus miembros no compiten entre sí, sino que se reúnen periódicamente en alguna ciudad europea para intercambiar información viajera y compartir impresiones. Disponen de filiales en diferentes países y promueven los viajes individuales prescindiendo de las agencias de viajes o, como mucho, adquieren una vuelta al mundo barata en las agencias de viajes londinenses como Trailfinders, o T.N.T. Su página web es: http://www.globetrotters.co.uk

 

TRAVELERS CENTURY CLUB, o TCC

Club de pago, detrás hay una agencia de viajes. Fundado en Santa Mónica, (Los Ángeles) California, en el año 1954, por los directivos de una agencia de viajes muy elitista, llamada Hemphill Travel Service, y una cuarentena de sus clientes. Establecen como países los 193 de la ONU, más 132 territorios con población permanente (a excepción de Bouvet), incluyendo islotes como Tristan da Cunha en el Atlántico, el archipiélago Zil Elwannyen Sesel en el Índico, e islas como Lord Howe y las Marquesas en el Pacífico. Dividen la Antártida en siete sectores pertenecientes a los siete países con pretensiones territoriales en ese continente, como Argentina, Chile, Reino Unido, Francia, Noruega, Australia y Nueva Zelanda. Consideran haber viajado a un país o territorio por el simple hecho físico de pisarlo, aunque sólo sea un segundo, lo que ha provocado que muchos de sus miembros se obsesionen por “apuntarse” países y sólo pongan el pie en los aeropuertos o puertos, sin visitar nada más, o recorran en coche cinco países europeos en un día sin apreciarlos. Para pertenecer a él se ha de haber visitado un mínimo de 100 países y territorios. El que ha viajado por 150 países o más obtiene la categoría Silver, el que ha alcanzado los 200 es Golden, el de 250 es Platinum, y el que logra los 300 es Diamond. De sus aproximadamente 2.000 afiliados, sólo unos 35 son Diamond, y alrededor de una decena entre ellos ha puesto el pie en los 325 territorios. Casi todos los Platinum y Diamond son miembros estadounidenses. Muchos de sus socios son antiguos pilotos del ejército norteamericano o profesionales de la industria del turismo, y algunos se interesaron por viajar a países extranjeros en su infancia, coleccionando sellos. Cobran alrededor de 50 dólares por año más la inscripción, editan una revista en inglés para sus afiliados y se intercambian información para acceder a lugares prácticamente impenetrables con la intervención de una agencia de viajes. Su página web es: www.travelerscenturyclub.org/

 

GREATEST GLOBETROTTERS (GG)

Es un nuevo club creado por el gran viajero, como los de antes, de la vieja escuela, Sascha Grabow. En él se trata de calibrar a los viajeros por su calidad. Se computan, no solo los países de las Naciones Unidas y sus territorios, sino el haber entrado o salido de un país por una frontera por tierra o por mar, sin utilizar el avión, de modo que solo los mejores viajeros, los auténticos, tienen la posibilidad de asomarse a los puestos prinicipales. Los tickers quedarán de los últimos. Son 1.461 puntos los que se pueden obtener, a manera de juego por los más viajados ¡ A JUGAR !

Esta es su güeb (apuntarse es gratuito): http://www.greatestglobetrotters.com/

 

 MOST TRAVELLED PEOPLE, o MTP

Club creado por el estadounidense Charles Veley en el año 2005. Charles era miembro del TCC y en el año 2003 consiguió visitar todos los países y territorios de ese club viajando a la velocidad de la luz. No satisfecho con ello, creó una lista que él denomina Master List, donde incluye todos los territorios de los demás clubes y descompone algunos de los países más grandes del planeta en Estados, Regiones, Repúblicas, Comunidades Autónomas, etc., además de añadir numerosos territorios según su propio criterio. En total son 875 países y territorios que se revisan periódicamente. Inscribirse era, hasta hace poco, gratuito. Bastaba con contactar el club en su página web: http://www.mosttraveledpeople.com/ y anotarse países. Desde Abril del 2010 a Diciembre del 2012 se convirtió en un club de pago (unos 50 dólares al año), pero en la actualidad es de nuevo gratuito. Los veinte primeros viajeros aparecen en la página de inicio, y los demás en las siguientes. Los que afirman haber visitado hasta 25 países se hallan en el apartado COUCH POTATO (amante del sofá). Los que conocen hasta 50 países son TOURIST. Hasta 75 son JUNIOR AMBASSADOR. Hasta 100 SON AMBASSADOR. Hasta 200 son SENIOR AMBASSADOR. De 200 a 300 son GOLD, y de 300 a 400 son PLATINUM. Finalmente, los que superan los 400 países visitados entran en el HALL OF FAME. Un país o territorio se considera visitado si se han puesto los dos pies en él, pero de manera legal, no valiendo hacer escala en su aeropuerto o puerto sin pasar por emigración.

 

 SISO CLUB

El viajero norteamericano Jeff Shea, comprobando la superficialidad y obsesión de muchas personas por “apuntarse” países por el mero hecho de haber pisado un aeropuerto, o por haber pasado apenas un par de días en alguna ciudad y considerar que ya conocen la totalidad de un país, decidió crear el club SISO, las siglas de Internacional Standards Organization (ISO), un organismo oficial de Ginebra (Suiza) que computa todas las regiones de cada país, antecedido de la inicial de su apellido.

En este club se ve al verdadero viajero, el que recorre, no solo la capital de un país, sino todas o la mayoría de sus regiones para conocer la diversidad de sus gentes y la riqueza de la Humanidad. Así, una persona de otros clubes internacionales, tipo TCC, vuela a Moscú, por ejemplo, y ya considera que ha estado en Rusia. Sin embargo, Rusia consta de 85 circunscripciones territoriales, entre repúblicas, oblast y territorios, que van desde la península de Chukotka hasta el enclave de Kaliningrado, y entre ellas hay tanta diferencia que parecen países distintos. Canadá no solo es Ottawa y Montreal, sino también Nunavut, la Península de Labrador, el Yukon… donde viven aborígenes, como los Inuits y los Metis. Y lo mismo se puede decir de la India, Brasil, etc.

Otra de las iniciativas de Jeff es la de haber establecido la norma de: “if no people, there is no country”, eliminando de su lista las rocas y los atolones deshabitados, por mucho desafío que pueda ofrecer el alcanzarlos, tipo Bouvet, Clipperton, Rockall, o bases militares de acceso casi imposible, como las de Wake, Diego Garcia, o Johnston, que sí que constan como países en otros clubes.

Al ser un club muy reciente, sus miembros, de momento, son escasos, pero todos son de una calidad viajera superlativa, la crème de la crème (nueve de ellos los detallo en mi apartado de Viajeros Notables). Nadie en el mundo sabe más de viajes que ellos; son los Grandes Maestros.

Para solicitar la inscripción (gratuita, por supuesto) se ha de haber viajado por un mínimo de 1000 territorios (de un total de 3978) y solicitarlo a Jeff.

Entre los miembros se intercambian regularmente por email información privilegiada sobre viajes únicos a lugares inaccesibles e ignotos.

La página web de SISO, donde se halla la lista de territorios: http://jeffshea.org/about/

 

 

NOMAD MANIA (antes THE BEST TRAVELLED, o TBT)

Nomad Mania, antes Thebesttravelled (TBT), es un club nuevo creado por Harry Mitsidis, un viajero griego muy entusiasta. Descompone los países por provincias, islas, regiones, de una manera más razonable que otros clubs similares, tipo MTP. En total son 1.281 los territorios contemplados por este club y hacerse socio es gratuito. Uno de los más viajado es el propio Harry quien, de momento, va el quinto, pero pronto alcanzará el primer puesto al ser rico, joven, soltero, disponer de mucho tiempo libre y viajar a la velocidad de la luz. Es el único club de este elenco que verifica la veracidad de los países que pretenden haber visitado los viajeros que están en el alto de su lista. De los países de las Naciones Unidas comprueban 20, y de los territorios 60. Al que se descubre que ha mentido, se le expulsa sin contemplaciones. Ellos consideran que si se rodea una isla deshabitada, sin haber puesto el pie en ella, cuenta como “visitada”. También han creado una lista de cerca de 20.000 lugares, tales como museos, compañías de avión, ciudades africanas, asiáticas, experiencias varias… y así con más de veinte temáticas.

Su web:  https://nomadmania.com/

 

ETIC (Extreme Travelers International Congress)

El viajero Kolja Spori creó en el año 2008 este club de viajeros extremos, como él denomina a los que ya han visitado los 193 países de las Naciones Unidas, o están a punto de culminar tal fin. Intenta reunir cada año a una veintena de estos viajeros en un lugar fuera de lo común, y hasta algo “peligroso”, como pueda ser Grozny (en Chechenia) el año 2014, o Gaza (en Palestina) el año 2015, o Somalia y Puntland en el 2017. Para participar en estos congresos se ha de ser socio, o recomendado por alguno de sus miembros. En ellos se habla de viajes a lugares raros, remotos y de difícil acceso, se realizan excursiones a lugares vecinos y, en general. se intercambian impresiones sobre los viajes. El mensaje de ETIC, es: TRAVEL PROMOTES UNIVERSAL ETHICS.

La página web de ETIC, es:

http://www.etic.club/

https://koljaspori.wordpress.com/etic-kongress/

 

CLUB INTERNATIONAL DES GRANDS VOYAGEURS, o CIGV

Fundado por el viajero tunecino, de origen griego, Rached Trimeche, en 1982, en Puerto Rico, aunque su sede se halla en Túnez. Para inscribirse en él se ha de haber viajado a un mínimo de 50 países. Este club se caracteriza por no añadir como visitado un país si no se ha permanecido en él por al menos tres días (aunque en la práctica ni uno solo de sus socios cumple este requisito a rajatabla). Establece 246 países, o los 194 de las Naciones Unidas más 52 territorios habitados donde es factible el acceso (a excepción de la base militar Midway), que también están incluidos en los 125 territorios del TCC. Entre sus miembros de honor se hallan Maurice Herzog, Gérard Depardieu, el Príncipe de Mónaco, el Príncipe de Arabia Saudita, el Presidente de las Islas Seychelles, ex-presidentes de países, embajadores, etc. El adherente que ha visitado 150 países recibe el calificativo de Silver, y el de 200 o más, el Golden. Entre sus socios predominan los italianos y los tunecinos. Un centenar ha alcanzado los 100 países visitados, pero sólo una quincena de ellos supera los 200. Unos pocos miembros han logrado viajar a todos esos 246 países y territorios. Además de unos boletines mensuales, editan una revista para sus socios en sus cuatro idiomas oficiales: italiano, francés, inglés y español, aunque también aparecen artículos y reportajes en portugués y alemán. También es un club de pago, alrededor de 50 euros por año.

Sin embargo, es un club moribundo, no creo que tengan actividades, si es que no han cerrado. No obstante su página web (ya obsoleta) es: www.cigv.com

 

……………….

 

ENCUENTROS DE VIAJEROS INTERNACIONALES

 

Muchos paises organizan encuentros de viajeros, sobre todo en Europa. Tambien hay clubs, tipo Travelers Century Club, que una vez al año sus miembros se reunen para cenar y ofrecer charlas viajeras y exposicion de fotografias. Hay tambien ocasiones en que una gran cantidad de viajeros consumados se encuentran para viajar juntos a algun destino remoto (como sucedio en el año 2010 para viajar a Wake en un avion fletado, cuando mas de 40 viajeros que ya conocian todos los paises de las Naciones Unidas se vieron las caras).

Y tambien hay organizaciones que regularmente convocan viajeros internacionales para intercambiar y compartir experiencias y aventuras. Entre este grupo destaco las siguientes por la calidad de los viajeros convocados:

 

 

- DUBAI TRAVELERS FESTIVAL (Dubai, Emiratos Arabes Unidos):

Cartel del Festival de los Viajeros

Los viajeros invitados al Festival de Dubai del 2016 (yo estoy de pie con una camiseta azul a rayas blancas)

El diploma que me entregaron en Dubai tras la charla que ofrecí el año 2016, junto a otros viajeros internacionales

 

Esto es lo que escribí en ingles tras mi participación en este festival:

 

The Dubai Traveler’s Festival is recognized as the largest gathering of adventurers and explores in the world, who meet annually to celebrate their experiences and stories from their journey’s across oceans and continents.

I was lucky to be invited in 2016, on its fifth edition, but anybody can go and listen the stories told by the participants, about 35, from different nationalities.The day of the inauguration His Highness Sheikh Hamdan Bin Mohammed Al Maktoum, Crown Prince of Dubai, came for the presentations. Many journalists with their TV cameras accompanied him and made interviews to all the travelers participants.Usually the event starts at 5 PM, during 4 days. The travelers show videos, pictures and talk about their experiences on the road. Many came from Europe, but there were also south americans and a japanese. Half of the travelers were from arabian countries, especially from UAE.

In december 2016 my travelers companions were the following:

- an argentinean, Nicolas Marino, that was 20 years on the road, so far. The first 10 years he traveled as a backpacker and then, when he saw in Iran a group of cyclists heading to China, he was admired by this way of transport and since then he also travels by bike. He learnt chinese in Chengdu, city where he spent 6 years working as an architect. He could speak 6 languages. He explained his amazing experiences in hard reaching places in Gabon, Central African Republic and Congo, where he met gorillas on the wild, chimpancees, and lived with pygmees in their villages.

- a family (Familia Zapp) from Argentina, traveling during 16 years like nomads around 73 countries of the world with 4 children born on the road. They traveled in an old car built in the year 1928.

- a spaniard with his bike, Alvaro Neil, who had started his around the world journey 12 years before visiting 93 countries, offering performances as a clown in schools. He was those days in Greece when he accepted the invitation to Dubai.

- a japanese, Yoshikazu Debori, who had started to travel with his bycicle around the world 7 years earlier, crossing from Japan to Alaska, and had visited, so far, 99 countries of the United Nations. He was dressed as a samurai.

- a czech, Karel Wolf, who for 6.000 euro bought a tour on a boat expedition in Cape Town and two months later he reached the Antarctica peninsula stopping for a few days in Tristan da Cunha and South Georgia islands. He explained about his experiences in Siberut island (Sumatra) where he met the Mentawai tribes.

- a dutch, Joost Gonijn, who had constructed during a whole year his own airplane spending 10.000 euro, and flew with it from Holland to Uganda via Morocco and other african countries. Previously he had built a car made on wood and drove it from Amsterdam to Bucharest.

- a girl from France, Capucine Trochet, who crossed alone the Atlantic Ocean, from Marseilles to Guadaloupe island (in the Caribbean Sea) with an old fishing boat from Bangladesh.

- a bulgarian/canadian, Iohan Gueorguiev, who started his long around the world journey in Alaska, overland, by bike, crossing rivers with his canoe. In 2 years he had reached Colombia via San Blas islands.

- an italian, Mattia Miraglio, who had walked 11.000 kilometers around the world, starting in Torino, He stoped in Australia to fly to Dubai to participate in the Traveler’s Festival.

- two italians, cousins, Luca and Andrea Bonventre, who reached in a small FIAT 500 the city of Tokyo, from Torino, after 1 year traveling across Europe and Asia.

- a german, Ralf Kuerner, together with his girlfriend from Holland (Laila Huysman) who had been 5 years in a van crossing Africa and 4 years later they arrived to Nepal, where they left the van to come to Dubai to share their travel experiences.

- an italian, Max Calderan (the desert fox), who had crossed the Sinai peninsula on foot, day and night, or 240 kilometers in 72 hours, only stopping briefly to sleep a few hours, observing the Ramadan, without eating or drinking during sun hours.

- a couple of new zelanders, Beth and Ivan, who traveled from London to Calcutta, in 3 months, first in the sixties, and 30 years later they repeated the same journey in the same car.

- two girls from UAE, Maitha and Huda, who traveled on a tuk tuk through several countries of Asia and then crossed to Ethiopia to meet the Mursi tribes.

- I was one of the last participants to intervene. I explained about my seven journeys around the world, like Sindbad the Sailor, during 30 years net of my life, traveling like a pilgrim in search of knowledge and wise people to teach me to enrich my soul and to transform me from featherless biped to complete man. I considered the planet Earth as my university, where every continent represented a different subjet of study, and every country a lesson. Untill finally I visited (and studied) all the 193 countries registered in the United Nations. The argentinean Nicolas and Marc, (a visitor from Barcelona, Spain), helped me to design my speech of 30 minutes, since I was the only participant without video to show to the public. So we decided to present my travels as a discovery of the beauties of our planet, explaining how was to travel in the sixties, when I started, visiting countries that today do not exist anymore, like USSR, East Germany with the Checkpoint Charlie in Berlin, Yugoslavia, etc. The whole world was to me like the beautiful palace of Harun al-Rashid, with five floors, each floor representing a different continent and sheltering many rooms, each room symbolized a country. And inside every room there were amazing treasures that I wanted to know all, without exceptions. On the ground floor there was Europe, with 47 rooms (countries), The second floor, Asia, contained 44 rooms, etc.., until the last floor on the top, Oceania, with 14 rooms.

Among the arabs, there were climbers of all the 7 peaks of the seven continents, like Saeed Al Meamri, then a man from Yemen, called Ahmed Al Qasemi, who had made 3 very long journeys on a camel, from Yemen to South Africa, then in another journey he reached Tanger in Morocco, and the third journey took him to Indonesia, always overland, riding his camel. Then some motorcycle riders who made an around the world journey.And I also met some more arabs, from Kuwait, Oman, Saudi Arabia and UAE who had made amazing journeys and many of them had been in over 100 countries of the United Nations. The organization had also invited a traveler from Pakistan and two girls from India who had made fantastic journeys around the world.

We were lodged (for free) during 6 nights in a 3 stars hotel in an area called Dragon Mart, with breakfast included. The airplane tickets, round trip, from our places where we were traveling were also paid. The organization offered us in two occasions tours. One to a National Park to observe pink flamingos. Another day we took a dhow to cross the Dubai Creek in order to access to an exotic herbs market, and also we were invited to the Khalifa Tower and the Dubai Mall. In the nights we were offered a copious dinner in the park where the event took place.

The last day, after the final ceremony and the big cake that we ate for the celebration, we were given a certificate of our participation, a kilo of dates and many gifts to take back home.It had been a great experience to participate in that unique event, especially for the opportunity to make friendship with extraordinary travelers.

 

 

 

- ETIC (se reunen en cualquier lugar remoto del planeta, como Chechnya, Puntland, etc.):

 Este primer encuentro ETIC, se realizo en Munich el año 2008. Asistieron diversos viajeros alemanes, excepto Charles Veley y yo (ambos con corbata)

 

- FARO TRAVEL (Santiago de Chile):

 En el primer encuentro de viajeros de Faro Travel, el 2015, asistieron dos viajeros chilenos (Felipe Howard y Eugenio Cox), el motorista argentino Emilio Scotto (con sombrero gaucho) y yo. En el centro, la bella presentadora chilena. En el año 2016 invitaron al viajero francés André Brugiroux.

 

 

- LA CASA DE CAMPO del viajero Jarl Hardenmark (Munka-Ljungby, Suecia)

Todos con gorro. Jarl se encuentra a la derecha de la foto

Jarl convoca a varios amigos viajeros en su casa del sur de Suecia, en Munka-Ljungby. Me ha invitado dos veces, pero no pude asistir por hallarme viajando, pero sí que pude ir el 2017.

 

 

LA GRANJA DE GUSTAV ADOLF JUNGE (Freiburg -Elbe-, Alemania):

En el 2014 asistió a la granja de Junge el gran viajero alemán Heinz Stucke, con su bicicleta. A su lado aparece un viajero noruego

 

…… (Pronto haré un resumen de las actividades viajeras de estas organizaciones añadiendo fotografías, pues personalmente he participado en las cuatro primeras y en el 2018 lo haré en la quinta).