WHO IS THE BEST TRAVELER OF THE WORLD?

 

A MODO DE INTRODUCCIÓN:

Viajar es una necesidad. Desde la antigüedad el hombre ha viajado para buscar alimentos, para mejorar su bienestar, para huir de catástrofes naturales y de enemigos, para sobrevivir. Pero también para descubrir el mundo, para admirar su belleza, para peregrinar, para comprender la razón de la existencia…

¿Quién no ha soñado alguna vez con conocer todos los países del planeta, o con dar la vuelta al mundo, o con ascender al Everest? Hoy en día, gracias a disponer de medios modernos de locomoción tales como aviones y barcos transoceánicos, estos anhelos ya no son fantasías irrealizables sino que están a disposición de cualquier persona perseverante. Cada vez más una ingente cantidad de gente inquieta siente el deseo imperioso de dedicar una significativa parte de su vida a viajar.

Es cierto que en el siglo XXI ya está casi todo explorado sobre la superficie de la Tierra no sumergida por las aguas, salvo la inmensidad de la fría Antártida y algunas zonas en Brasil, Papúa-Nueva Guinea, Siberia y África. Pero contemplar las obras de la Naturaleza, las erigidas por el ser humano, o aprender de las culturas de pueblos que observan la sabiduría de sus antepasados, también es descubrimiento personal constante. Por otra parte ¡caramba! bien tiene el hombre actual que saciar su inevitable sed de viajar y de adquisición de conocimientos.

En estas líneas incluyo una micro-biografía de una veintena de viajeros que han visitado los 193 países que actualmente se hallan registrados en las Naciones Unidas, y que en ello han empleado un mínimo de 10 años netos en su actividad viajera.

He tratado de evitar incluir los viajeros beep beep (el bip bip del Correcaminos), también conocidos como tickers, y también a los viajeros Barbie, por lo general individuos jubilados (aunque recientemente han surgido varios viajeros bip bip y Barbies que rondan los 40 años que “visitan” las regiones de los países en, literalmente, 5 minutos) ricos en dinero, que se desplazan con gran obsesión a la velocidad del rayo, sin ningún provecho, por los territorios de las listas de los clubes viajeros para incrementar su posición en ellos (como MTP o NM, e incluso TCC). Ser rico no debe ser obstáculo para devenir un viajero completo, por ejemplo, el estadounidense Jeff Shea es millonario y está considerado uno de los mejores viajeros del mundo, pero hay viajeros bip bip que se gastan mas de un millón de dolares americanos en pisar los 193 países y numerosos territorios corriendo, apenas pasando unos minutos o unas horas en un aeropuerto, o como máximo un día en cada uno de ellos, sin ningún provecho para su ser, lo cual es grotesco, incluso inmoral, es una nueva aberración del siglo XXI.

De entre los que me ha sido posible indagar por conocerlos personalmente o bien por mantener correspondencia con ellos, que son la mayoría, he seleccionado los que me han parecido más originales y auténticos. Para mí tiene más valor el que viaja “con el sudor de su frente” y realiza una vuelta al mundo trabajando sobre la marcha, o el que desde Europa alcanza la India “overland” utilizando medios locales de locomoción, que el viajero que aborda un crucero de placer en el Caribe escalando en 30 islas diferentes en dos semanas. Aunque, hay un tiempo para cada viaje.

 

Una manera de comprobar al instante la calidad de un viajero, es observando su mapamundi con sus viajes por tierra y por mar (sin aviones). El viajero completo ha cruzado todos los continentes por tierra, sea en trenes, autobuses, autostop, caminando, etc., tanto en horizontal como en vertical, del siguiente modo:

1 – Europa en horizontal (de Portugal o Francia atlántica, a los Urales)

2 – Europa en Vertical (de norte de Escandinavia, Svalbard, Murmansk, Kirkenes, a Sicilia, Algeciras, Isla de Creta)

3 – Asia en horizontal (de Estambul, Moscú, a Shanghái, Vladivostok)

4 – Asia en vertical (de norte Siberia, Tiksi, Salekhard, a Cabo Comorín, Isla de Java, Karachi)

5 – África en horizontal (de Dakar, Libreville, Luanda, a Massawa, Maputo, Zanzíbar)

6 – África en vertical (de Alexandria, Túnez, Melilla, a Cape Town, Cabo de las Agujas)

7 – América del Norte en horizontal (de San Francisco, Vancouver, a Terranova, Halifax, Nueva York, Miami)

8 – América del Norte en vertical (de norte Alaska, norte Nunavut, Inuvik, a Panamá)

9 – América del Sur en horizontal (de Lima, Guayaquil, Santiago de Chile, a Salvador de Bahía, Recife, Macapá)

10 – América del Sur en vertical (de Cartagena, Caracas, Barranquilla, a Tierra de Fuego)

11 – Oceanía en horizontal (en barco desde costa pacífica de USA, Chile, México, a Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, o bien por tierra desde Perth a Brisbane)

12 – Oceanía en vertical (de Darwin, Cabo York, Cairns, a Melbourne, Adelaida, Tasmania)

13 – Antártida en barco

Un viajero completo computa 13 puntos.


Y he aquí por fin a los principales viajeros notables contemporáneos, candidatos a ostentar el título de BEST TRAVELER OF THE WORLD:

 

HEINZ STÜCKE (El Viajero Ciclista)

Años netos on the road: 52

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: 193

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año:

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 12 puntos (le falta la Antártida)

Dinero invertido en viajar: gastos mínimos, imperceptibles. Total toda su vida: unos 30.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Es alemán, de la ciudad de Hövelhof, nacido en 1940. A los 22 años abandonó la fábrica de herramientas donde trabajaba, cogió la bicicleta y les dijo a sus padres que se iba a Tokyo para ver las Olimpiadas de 1964. Llegó a Japón en ¡1971! Y durante 52 años no regresó a Alemania (salvo por 3 horas para una entrevista en una televisión alemana). Durante 52 años ha pedaleado por más de medio millón de kilómetros (unos 650.000 kilómetros, para ser exactos) financiándose de las fotografías que realiza y luego vendía a una agencia de Londres, de donativos que recibe de clubes de ciclistas, de un folleto que edita relatando sus últimas aventuras y que ofrece por 5 dólares a las personas que conoce durante sus recorridos, y últimamente de promocionar una marca de bicicleta plegable. Viajando por Etiopía hizo amistad con el último emperador Hailé Selassié, quien le regaló 500 dólares. En 1995 recibió el récord Guinness a “The most traveled person in bicycle”, pero en 1999 se le retiró y en la actualidad pretende recuperarlo visitando todos los 267 territorios que contempla esta organización. Ya conoce los 193 países de las Naciones Unidas, pero aún le faltan unos 20 destinos remotos de la rocambolesca lista del Guinness. Es una persona muy evasiva; le he intenté contactar durante varios años por email y por carta a su apartamento en París (donde hacía base entre viaje y viaje y se alojaba gratuitamente gracias a un simpatizante, hasta que en 2014 regresó a su natal Hövelhof), y no fue hasta finales del 2010 que pude, por fin, encontrarle y pedalear juntos por Barcelona, algo que repetiríamos en años posteriores, pues nos hicimos buenos amigos.

Me encanta esta frase que suele decir a veces: “Es lo desconocido a la vuelta de la esquina, lo que hace girar las ruedas de mi bicicleta”.

En su página web:  www.heinzstucke.com reta a quien se le ocurra pretender haber viajado más que él en bicicleta ¡Lleva 52 años netos on the road! Añois on the road: 52 Dinero invertido en sus viajes: ¡prácticamente cero!

El joven Heinz con su bicicleta en sus años mozos. Es un Viajero Viril

El septuagenario Heinz y su mapamundi en el año 2012, antes de viajar a Sudán del Sur

  Año 2015. Heinz, el hijo pródigo, con su museo itinerante en Dresde. Heinz aceptó la propuesta de asentarse en su natal Hövelhof, en un bungalow junto al gimnasio de la escuela municipal, organizando sus fotos (más de 100.000) y textos (más de 15.000 páginas de diarios) que formarán la base para varios libros que escribirá (el primero ha sido Home is elsewhere). Al mismo tiempo está preparando su museo con sus bicicletas, objetos de viaje, sus 20 pasaportes, mapas, más los recortes de periódicos donde aparecen las entrevistas que le han efectuado en numerosas lenguas a lo largo de sus 52 años de viajes alrededor del mundo.

ANDRÉ BRUGIROUX (El Viajero Bahai)

Años netos on the road: 50

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas191 (le faltan Andorra y Liechtenstein)

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año:

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 60

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 13 puntos ¡todos!

Dinero invertido en viajar: gastó 1 dólar al día durante su primera vuelta al mundo de 6 años. Total toda su vida: unos 30.000 euros

Vida familiar actual: casado, una hija y dos nietas

Nació en 1937 en los suburbios de París. Durante la ocupación de su ciudad por los alemanes se escondía en el sótano de su casa cuando oía la sirena que avisaba de los bombardeos de los aviones, y tenía pesadillas que le hacían despertarse a medianoche, con sudor en la frente, en las que se veía en un paredón listo para ser fusilado. Ello le marcó y odió la guerra para el resto de sus días. A los 17 años dejó el hogar y no volvió hasta que cumplió los 35. Primero viajó varios años por Europa para aprender idiomas desempeñándose de friegaplatos o de limpiabotas para sufragarse sus gastos, y hasta llegó a dirigir una compañía de pompas fúnebres, hizo el servicio militar en el Congo, trabajó en Toronto, Canadá, para ahorrar dinero para sus viajes, y de 1967 a 1973 realizó una larga vuelta al mundo recorriendo alrededor de un centenar de países de los cinco continentes, teniendo la fuerza de voluntad de gastar únicamente 1 dólar por día, incluyendo el precio de visados, y otro dólar más en material para su cámara de filmar. Viajaba en autostop (en Hispanoamérica le conocían por “El rey del aventón”, pues llegó a recorrer 400.000 kilómetros en autostop, barcostop y aviónstop!), bebía agua de los ríos, comía en los mercadillos o recogía frutas y zanahorias por los campos, y siempre dormía a la intemperie o aceptaba invitaciones de gente compasiva que iba conociendo por el camino, salvo una noche en la que le obligaron a reservar un hotel en Moscú. Viajando por Alaska se convirtió a la fe bahá’i, lo que le cambió la vida, y se autoproclamó un apóstol de la paz. En Pakistán enfermó gravemente por beber agua poluta, y aun en otros países fue robado y detenido por sospechoso de espionaje. Al regreso a Francia publicó un film y escribió su primer libro narrando sus aventuras, titulado “La Tierra es un solo país”. Posteriormente conoció en la Guayana Francesa a Rinia, una surinamesa, también bahá’i, madre de una niña pequeña llamada Natascha, y se casó con ella. Realizó cortos viajes por temporadas a los países que le faltaban, a veces acompañado por su mujer, y tres vueltas más al mundo, hasta que en el año 2002 penetró en Corea del Norte, su último país de la ONU, y posteriormente en el Reino de Mustang a pie. Cuenta en su haber con 250 países y territorios visitados en calidad, y a los miembros de clubes tipo TCC los denomina “je-mets-le-pied” por la superficialidad de sus viajes. Me encanta su respuesta a una pregunta sobre las vueltas al mundo que le formuló recientemente un periodista colombiano que le fue a visitar a su casa en París: “En el siglo XXI cualquiera puede dar una vuelta al planeta en dos días. Lo que yo quise fue dar una vuelta a la Humanidad, y eso toma mucho más tiempo”. André se desempeña de conferenciante de viajes en universidades y ferias literarias promocionando sus libros, su película y predicando la paz.

Su página web es: http://andre.brugiroux.free.fr/

André, un Viajero Viril, muestra jubiloso su mapamundi y su último libro. Se puede decir tanto de una persona por un mapamundi…! Más que de la palma de su mano. Un viajero experimentado que lea un mapamundi se fija en la Ruta del Transiberiano, en el estrecho de Bering, en la Jungla del Darién, en la India y en el Río Amazonas, en los derroteros marítimos por los siete mares, en el desierto del Sahara … etc., y el mapamundi habla de la osadía y gustos de su poseedor, de su nivel económico ¡y hasta de su carácter!

André es invitado a todas las ferias del libro en Francia, donde vende sus libros y su película. En el año 2014 fue invitado al Festival de Viajeros de Dubai y presentado como el mejor viajero del siglo XX 

André, vestido con su camisa de los domingos, ofrece una charla de viajes en el Dubai Travelers Festival en el año 2014

 …

SASCHA GRABOW (El Viajero Tenista)

Años netos on the road: 31

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés, Español, Francés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: 190

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año:

Islas habitadas de Oceanía conocidas: 106

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 13 puntos ¡todos!

Dinero invertido en viajar: gasta unos 2.500 euros por año. Total gastos toda su vida: unos 75.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Nacido en 1968 en Wolfsburg, Baja Sajonia, Alemania, es un viajero como los “de antes”, de esos que se recorren los países “overland”, a conciencia, en medios locales, a pie (ha realizado el Camino Francés a Santiago de Compostela), en autostop, aunque más bien para integrarse con los locales que para ahorrar dinero, y evita viajar en avión todo lo que puede. Entre sus proezas viajeras cuenta con haber atravesado a pie y en solitario la Jungla del Darien. A los 11 años comenzó a practicar el autostop para ir a la escuela, y durante los 20 últimos años de su vida ha llegado a conocer todos los países de las Naciones Unidas, siendo los últimos Argelia, Seychelles y Somalia Uno de sus viajes más denodados fue alcanzar en veinte meses su Alemania natal, desde Papúa Nueva Guinea, por tierra y por mar, sin subirse a ningún avión, atravesando todo el Sur de Asia y varios países africanos. En ese viaje, lleno de tribulaciones, Sascha recorrió parte del Rajasthan en camello, en la frontera entre Georgia y Abkhazia fue amenazado por los soldados rusos para que no penetrara más en esa nueva república y tuvo que retroceder a Adjaria, en Eritrea le sobrevino la guerra con Etiopía y fue evacuado en barco a Jeddah, en Arabia Saudita, alcanzó Lhasa burlando los controles chinos… Sascha se desempeña de profesor de tenis, profesión que le ha llevado a conocer 45 países nuevos y numerosas islas donde solicitaron sus servicios. Además, realiza exposiciones de sus fotografías en salas artísticas de Alemania. En Diciembre del 2007 se alojó en mi casa una noche, ya que al día siguiente debía tomar un barco en Barcelona con destino a Jamaica para allí trabajar como profesor de tenis y reunirse con su novia americana. Me avisó desde Alemania por email una tarde, y al mediodía siguiente ya estaba picando el timbre de mi casa ¡Había viajado en autostop sin parar toda la noche! Una vez que oscureció, en vez de plantarse en la carretera con el dedo pulgar levantado, con pocas esperanzas de que alguien te pare, se acercaba a las estaciones de gasolina para solicitar personalmente a los conductores que le llevaran. En la primavera del 2010 regresó a su natal Alemania después de haber viajado ininterrumpidamente por un año y medio por varios países de África Central y Sudamérica. En verdad, Sascha es uno de los grandes viajeros, de los que escasean hoy en día, de los que dedican su vida entera a viajar, sin patrocinadores, sin miras comerciales, trabajando por el camino, de los que viajan simplemente por la pasión de viajar y para aprender de ello. Su página web, es: http://www.saschagrabow.com/

Recientemente Sascha ha fundado un club viajero llamado: www.greatestglobetrotters.com

Libro de Sascha narrando sus 30 años de viajes azarosos por los 193 países del planeta


Mapa de Sascha mostrando solamente sus recorridos por tierra y por mar

Sascha, un Viajero Viril, jugando profesionalmente al tenis en sus años mozos

PAULO MANSUR RAYMUNDO (El Viajero Astrónomo)

Años netos on the road: 30

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Árabe, Chino, Español, Francés, Inglés, Ruso

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: 193

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: 

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 60

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 11 puntos

Dinero invertido en viajar: Unos 300.000 euros

Vida familiar actual: casado, sin hijos

Nació en Salvador, en el estado de Bahía, Brasil, en 1956, y es de origen cristiano libanés. Su familia se esparce por 130 países del orbe (y se ha tomado la tarea de visitar a todos sus miembros!).
Paulo se desempeña de consultor en la industria petrolera reclutando científicos e ingenieros de las universidades para formarlos y enseñarles a evaluar la potencialidad de las bolsas de petróleo por todo el mundo. Ello le ha hecho viajar a todos los países de las Naciones Unidas, los 193, y a más de un centenar de territorios, totalizando 653 en el club MTP, convirtiéndose en el primer viajero sudamericano por cantidad de países conocidos, además del único sudamericano e iberoamericano en visitar todos los 193 países de las Naciones Unidas. Está inscrito como miembro en TCC, en MostTravelePeople, en NomadMania y en Explorers Club. En los últimos 25 años ha visitado los países más hostiles; ha vivido en Beirut durante la Guerra del Líbano, y presenció in situ el asesinato del Presidente Egipcio Anwar Al Sadat. Ha cruzado el Sahara por tierra buscando petróleo, y está habituado a soportar rutinariamente temperaturas que oscilan entre los 30 grados centígrados bajo cero a más 52. Todos los cinco continentes los ha cruzado por tierra, como un verdadero viajero.
Además de los viajes por motivos laborales, y su período de vacaciones que emplea en recorrer los lugares que aun no conoce, dedica dos meses extra a recorrer el mundo en busca de jóvenes talentos para su empresa. Paulo ha ascendido cumbres de los Alpes de Suiza, siente pasión por el scuba diving, corre maratones, ha estudiado grafología y yoga, ha vivido en templos budistas en Thailandia y en la India, donde permaneció largas temporadas, y ha formado parte en grupos practicantes de las enseñanzas de Gurdjieff.
Paulo es una de los pocos viajeros que ha pasado más de 24 horas en cada uno de los 193 países del mundo, sin excepción, y ha aprendido las seis lenguas oficiales de las Naciones Unidas (además del portugués). El árabe lo aprendió en su niñez gracias a sus orígenes libaneses, español e inglés, más francés durante sus viajes por los cinco continentes, mientras que el chino y el ruso los aprendió en cursos en escuelas de lenguas. Ello lo convierte en uno de los viajeros más completos del mundo.
Cuando su trabajo y sus viajes le dejan un momento de respiro, se entrega a su hobby, la astronomía, siendo una personalidad en este campo en Brasil, pues ha descubierto y nombrado varios cometas y alguna estrella remota.
Su página web, cuyo nombre está dedicado a su abuelo libanés (que cuando emigró a Brasil se lo transformaron en portugués por Raymundo), es:
Paulo en el Museo del Oro de Bogotá

 

MIKE SPENCER BOWN: (El Viajero Negociante)

Años netos on the road: 27

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: 

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: unos 6 puntos

Dinero invertido en viajar: lo que ganó de sus negocios lo invirtió en el viaje. Total toda su vida: unos 100.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Mike nació en Calgary, Canadá, el año 1969. Siempre le gustó la naturaleza y la aventura. En 1990, a los 21 años, decidió viajar alrededor del mundo para conocerlo en profundidad, cosa que consiguió en el 2013, celebrándolo en su último país de las Naciones Unidas: Irlanda. Había viajado sin parar y sin regresar a su Canadá natal durante 23 años seguidos.

Mike, primero se estableció en el Extremo Oriente asiático donde, para ganar dinero con el que financiarse, se dedicó a los negocios, con tan éxito que pronto consiguió reunir una gran suma de dinero que le permitiría viajar durante años y años sin preocupaciones económicas. Su gran idea fue la de fabricar mesas de café con la madera del árbol del café, lo que causó furor en Norteamérica, los pedidos le llegaban continuamente y Mike no paraba de enviar vía marítima contenedores enteros llenos de esos muebles de café, y de ahorrar dinero para sus viajes.

El modo de transporte de Mike es terrestre (autobús, tren, barco, caminando o autostop), evitando volar siempre que puede, viajando con su mochila, contactando a las gentes, pateándose los países como Dios manda, sin jamás llevar cámara de fotos y sin importarle los sellos en su pasaporte. Su lema es: “stories, not stamps” (historias, no sellos). Y opina que la calidad de un viajero se mide por los años netos “on the road”. Una frase suya de una entrevista que ofreció a un periodista canadiense, que me encanta, es: “Life is endlessly fascinating”.

Mike trata de aprender un mínimo de 100 palabras de cada lengua hablada en los países que atraviesa, para así poder entablar conversación con los indígenas.

Ha confeccionado una lista de 80 proezas viajeras que ha realizado. Algunas son obvias, como recorrer el Camino del Inca hasta el Machu Picchu, o disfrutar de las vistas del Himalaya desde el Campamento Base del Everest. Pero otras son para viajeros experimentados, como:

- Navegar por el río Nilo desde Egipto hasta Etiopía

- Evitar ser capturado por los piratas somalíes en Puntland

- Vivir una temporada en una choza construida con hojas de árboles en una tribu de pigmeos de la República Democrática del Congo

Cuando acabó su largo viaje comenzó a escribir un libro, titulado “The World’s Most Travelled Man”. (Desde entonces ha viajado 4 años más, alcanzando los 27 años netos de viaje).

El título parece presuntuoso, pero él explica que el calificativo de “el hombre más viajado del mundo” fue idea de los periodistas que le entrevistan y él lo ha adoptado porque cree que así venderá más libros, y aduce que los que tienen más derecho a ser considerados los más viajados del mundo son los astronautas que vuelan al espacio, pues han dado más vueltas al planeta Tierra que nadie.

Su página web, es: http://www.mikespencerbown.com/

Mike (el tercero por la izquierda) entre indígenas de Papúa Nueva Guinea. Como es tan negociante, seguro que se fijó en la flauta del nativo de su derecha, para copiarle el diseño, fabricarlas en serie y venderlas al por mayor en Canadá y Estados Unidos.

El libro de Mike
 —

JARL HARDENMARK (El Viajero Recordman)

Años netos on the road: 22

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés, Francés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: 193

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: 

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 60

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: unos 6 puntos

Dinero invertido en viajar: 1 millón de euros

Vida familiar actual: viudo, sin hijos

Nació en 1940 en Munka-Ljungby, Suecia, aunque también posee residencia en Bangkok. Estudió en la prestigiosa Harvard Business School, Massachusetts, EEUU, y posee un MSc de Tecnología y Gestión en la Industria Alimenticia de la Universidad de Lund, Suecia, lo que le permitió conseguir un empleo muy bien remunerado para vivir holgadamente. Habla siete lenguas y sus estadísticas viajeras son apabullantes: durante los últimos casi 50 años (exactamente desde 1966) ha invertido un promedio de 150 días anuales en viajar, lo que significa que ha estado “on the road” más de 22 años netos, recorriendo más de 4 millones de kilómetros, ¡lo que equivale a 100 vueltas alrededor de la Tierra! En su pequeño pueblo sueco de Munka-Ljungby guarda sus treinta pasaportes llenos con los tampones más diversos y exóticos que ha ido recopilando de todos los países y territorios del mundo, como de sus ocho viajes a la Antártida, dieciséis a China, veintiuno a Australia… y es, de momento, la única persona que puede proclamar haber pisado las “impenetrables” Islas Paracelso, ostentando, en consecuencia, el récord de haber sido el primer viajero en concluir la visita simultáneamente a los 325 países y territorios de TCC y a los 14 ocultos de Guinness, organización que, en el año 1991, y luego del 2000 al 2002, le concedió el Premio Guinness al mejor viajero del mundo. En París conoció a André Brugiroux, y en el año 2006 desembarcó, junto a Jeff Shea, en la Isla de Bouvet. Actualmente prepara expediciones a lugares ignotos del planeta, como al norte desconocido de Groenlandia y atolones “invisibles”, adonde invita a sus amigos viajeros, tales como Jeff o André.

Jarl y su mapamundi detallando sus 22 años “on the road”. En la foto sonríe de satisfacción al señalar con el dedo la Isla noruega de Bouvet en el Atlántico Sur, la última que le faltaba, lo que le representó convertirse en la única persona en el mundo en haber logrado visitar todos los países y territorios del club TCC, más los 14 territorios ocultos de Guinness.
Los 30 pasaportes de Jarl Hardenmark
Jarl, para el día que se muera, ya tiene preparado en su casa sueca su mausoleo entre siete piedras rúnicas, como hacían los antiguos vikingos. Cada piedra representa un continente, a saber: Europa, Asia, África, América del Norte, América del Sur, Oceanía y Antártida
 …

BILL ALTAFFER (El Viajero Karateca)

Años netos on the road: 16

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 80

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: unos 5 puntos

Dinero invertido en viajar: más de 1 millón de euros

Vida familiar actual: casado, dos hijos

Bill es estadounidense, nacido en 1943, y se apasionó por los viajes en su tierna infancia, cuando pedía a sus padres que le enviaran de colonias a los lugares más exóticos. Antes de ingresar en la universidad ya conocía 80 países. Se doctoró en Historia pero prefirió desempeñarse profesionalmente como instructor de esquí en la Sierra Nevada californiana, lo cual le permitía ganar en los cuatro meses de temporada de nieve el dinero suficiente para viajar los ocho meses restantes del año. En el transcurso de un viaje por China en 1997 conoció a su actual esposa, Qing, nativa de Shanghai, quien le dio una hija, Lena, y un hijo, Joe. En 1999 ya había visitado 300 países del TCC, lo que le convirtió en el miembro más joven de ese club en lograrlo. En la actualidad ya conoce 325, o sea, todos. Bill entró en contacto con TCC trabajando como instructor de esquí para el director de la agencia de viajes Hemphill Travel Service, de donde llegó a ser director, y en la actualidad ha fundado su propia agencia Expedition Photo Travel, en Mammoth Lakes, California, donde programa viajes a lugares exótico y adonde va él mismo como guía turístico.

Sus páginas webs, son: http://worldsmosttraveledman.blogspot.com y :  http://expeditionphototravel.net/

El mapamundi de Bill, con sus numerosas vueltas al mundo. A destacar su memorable viaje en un rompehielos ruso al Polo Norte Geográfico.

 …

 

JEFF SHEA (El Viajero Alpinista)

Años netos on the road: unos 15

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: 192 (le falta Barbados)

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: 

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 80

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 7 puntos

Dinero invertido en viajar: más de 1 millón de euros

Vida familiar actual: casado, cuatro hijos

Nació en 1955 y en la actualidad vive en San Francisco. Primero fue alpinista y en 1997 conquistó las siete cumbres de los siete continentes: Elbrus en Europa, Everest en Asia, Kilimanjaro en África, Aconcagua en América del Sur, Mckinley en América del Norte, Carstensz en Australia, y Vinson en la Antártida, además del Kosciuszko, por lo que se hizo digno miembro de The Explorers Club. El 1991 descubrió “La Lista” del TCC. Lo dejó todo para viajar a sus 320 países y territorios que contaba entonces. Viajando por las islas Molucas conoció a su actual esposa, Novita, y con ella tuvo una hija, Lani, quien en el año 2003, a los 2 años de edad, había “viajado” por 105 países del TCC de los siete continentes y por ello Lani recibió un título Guinness. Novita ha acompañado a su marido en sus viajes por casi 200 países y recientemente ha dado a luz a un hermanito de Lani, llamado Ian. Propone incorporar a los 193 países de las Naciones Unidas las regiones de todos los países del mundo según la definición del “International Standards Organization” (ISO, que con los territorios añadidos de Jeff, se convierte en Shea ISO, o SISO, lista que Jeff desarrolló entre los años 2003 y 2004), que computa 3978 lugares.

Jeff ha viajado por 2424 territorios de la lista SISO, más que nadie, es el campeón en este club.

Jeff se bautizó como viajero embarcándose a Papúa Nueva-Guinea en 1982, donde permaneció seis meses descubriendo ese país a pie penetrando en lugares inexplorados hasta entonces; luego, en 1997, recorrió caminando Transilvania, región que adora, y viajó a la mayoría de los países que conoce “overland”, utilizando medios locales de locomoción, y ha emprendido expediciones para descubrir nuevas islas alrededor de Groenlandia (como Warning Island), de seres semi-humanos en la jungla de Flores, en cuya existencia creen los nativos de la isla, y en Julio del 2007 organizó una expedición al Ártico en la que descubrió la isla Stray Dog West, la isla más septentrional del mundo, que fue cubierta por la revista Esquire en su edición de Octubre de ese mismo año. Y últimamente ha cruzado a pie gran parte de Sudamérica, incluso el desierto de Atacama y los Andes, sobreviviendo con poca agua y comida que arrastraba en un carrito.

 Jeff dispone de una magnífica web: www.jeffshea.org
  que aborda cinco temas que son trascendentales en su vida para completarse como persona, como son los Viajes para desarrollarse físicamente, descubrir el Amor a través del sexo armonioso, la Filosofía para elevar la espiritualidad, el Arte y la música para sus emociones, y la Economía para desplegar su potencial intelectual. Jeff declara de manera poética que viaja para conocer el mundo y al mismo tiempo a sí mismo, y que a través de los viajes ha aprendido a respetar y admirar la inteligencia y el ingenio de las gentes de todas las razas, del presente y del pasado. En su artística web aporta muchas fotografías de una calidad excelente y también en ella se puede encontrar la lista completa de SISO, un reto para todo viajero consumado, como Jeff. Próximamente incluirá en su web mapas detallando las rutas viajeras de sus más de quince años “on the road”.

Jeff, junto a un sherpa, conquista el Everest. Año 1995

Jeff explica a los árabes sus aventuras por Sudamérica en el Dubai Travelers Festival del año 2017

Mapamundi de Jeff mostrando sus viajes por tierra y por mar, sin aviones

 

CHARLES VELEY (El Viajero Relámpago)

Años netos on the road: 13

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 170

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 100

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 6

Dinero invertido en viajar: unos 2 millones de euros

Vida familiar actual: divorciado, tres hijos

Nació en 1965, en New Jersey, y en su juventud quiso ser piloto de los F15 fighters, pero por un problema de visión en su ojo derecho fue descartado. Entonces se dedicó a la informática y se hizo millonario trabajando como vicepresidente en una empresa en California. En el año 2000 quiso inscribirse en el TCC, pero al sólo conocer 65 países no fue aceptado al principio como socio. Entonces se entusiasmó al leer los países de “La Lista”, dejó el trabajo y viajó a la velocidad del rayo a la totalidad de los 325 países y territorios que se detallan en ella, lo que consiguió en el año 2003, tras gastarse un millón y medio de dólares y recorrer un millón de millas, convirtiéndose de este modo en el miembro más joven del TCC que haya jamás logrado esa meta. La organizacion Guinness estuvo a punto de nombrar a Charles la persona más viajada del mundo, pero consultaron antes a TCC, y un director de ese club (precisamente uno que le tenia envidia por haber viajado tanto y tan rápido) puso en duda los logros viajeros de Charles, a pesar de que aportaba pruebas de todos los lugares adonde habia viajado, por lo que al final y por culpa de ese presidente, Charles no fue declarado por Guinness la persona más viajada del mundo. En la actualidad está empeñado en pisar todos los 875 países y territorios del mundo, según un cómputo que comprende los 193 de Naciones Unidas, 132 de TCC, 14 extra del Guinness, unos 50 adicionales de Radio Ham, los 50 estados de USA, los territorios de Canadá, Sudáfrica, Argentina, Australia, Brasil, Méjico, India, China, España, Francia, Italia, Alemania, Suiza y las 21 repúblicas autónomas de Rusia, etc. Y, además, para rizar el rizo, un centenar más de territorios votados democráticamente por los componentes de su club Most Traveled People (MTP), fundado por él, como la “Soberana Isla de Lundy” en aguas inglesas, que fue una especie de feudo a principios del siglo XX cuando su propietario emitía sus propias monedas (al igual que en la Isla de Sark, el único territorio feudal de Europa, donde existe un “Seigneur” y una “Dame”), el “Reino de Redonda”, o una islita diminuta en el Caribe con varios “monarcas” candidatos a regirla (uno de ellos español), Rockall, o un territorio en litigio en el norte del Océano Atlántico, supuesto vestigio del desaparecido continente Atlántida, Llivia o el pequeño trozo de España en Francia…, y así varias docenas más de “países” fantasiosos. A mediados del año 2017 va por los 834 países recorridos. Su página web, es: www.charlesveley.com

Charles en el Polo Sur Geográfico
 …

SEPP KAISER (El Viajero Vagabundo)

Años netos on the road: 11

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 190

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: 

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 11

Dinero invertido en viajar: unos 100.000 euros

Vida familiar actual: casado, con hijos

Josef (Sepp para los amigos) nació el año 1962 en Wilhelmsburg, a pocos kilómetros al oeste de Viena, Austria. Era granjero y ayudaba a sus padres y hermanos.

Estudió carpintería en una escuela y comenzó a viajar en su por países europeos y Canadá antes de cumplir los 20. En un viaje posterior recorrió durante 15 meses varios países de Europa en autostop, acompañado de una amiga canadiense.

Y finalmente, en el año 1985 decidió hacer un viaje maravilloso que nadie hasta entonces había realizado: ¡dar una larga vuelta al mundo visitando todos los países del mundo, de una sola vez!

Para financiarse ese largo viaje a la manera de un vagabundo, como a él le gusta definirse, tocaría la guitarra por los países que atravesara, tanto en la calle como en pubs y salas de fiesta.

Y así fue como comenzó su vida vagabunda con su mochila en la espalda y su guitarra, aunque además de guitarrista tuvo a veces que desempeñarse de camarero en Japón, carpintero en Canadá, recogiendo frutas kiwi en Nueva Zelanda, de pescador en el Caribe… y hasta tuvo la fortuna de trabajar como guía turístico en un crucero de lujo ¡a la Antártida!

Durante esa larga vuelta al planeta, Sepp fue robado varias veces, y a punto estuvo de perder la vida cuando fue atacado por bandidos armados en Nigeria, o cuando contrajo hepatitis en Angola, además de haber sido detenido en una mazmorra de China al haber sido confundido con un delincuente.

Su odisea le tomó 10 años y 4 meses. El último país visitado fue Bosnia y Herzegovina. Tenía 33 años.

A su regreso a la granja de sus padres, la organización GUINNESS le otorgó un premio en reconocimiento por haber sido la primera persona en la historia de la humanidad en haber visitado en un solo viaje todos los países registrados en las Naciones Unidas, además de haber conocido 258 islas más la Antártida.

Su página web es: http://www.seppkaiser.at/

Sepp está contento y toca la guitarra en el Machu Picchu

Sepp el vagabundo y su mapamundi mostrando con flechas su vuelta al mundo

GUSTAV-ADOLF JUNGE (El Viajero Médico)

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6  oficiales de las Naciones Unidas: Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: ?

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año:

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: unos 6 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 200.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Gustav-Junge nació en 1952 en Alemania. Las lecturas en la infancia de las aventuras de Karl May le motivaron para desear convertirse en viajero. Y se convertiría en viajero, gran viajero ¡vamos que si! A los 16 años cogió la bicicleta y recorrió toda Alemania, y aprovechaba las vacaciones durante sus estudios para realizar viajes al extranjero, luego vino un largo viaje por tierra a la India, hasta que en el 1979 viajo durante un año seguido por toda África, en autostop. Y ya no paro de viajar. En el 1991, a los 39 años, había conseguido una proeza, ser el viajero mas joven en haber logrado visitar todos los países de las Naciones Unidas. Antes de 1991 nadie lo había conseguido (en la actualidad, en el siglo XXI, si, pues varios viajeros han estado en todos los países del mundo a los 20 y pocos años, aunque de manera muy superficial y demasiado rápida, no como Gustav-Adolf, que profundiza en los países que recorre). Desde hace varios anos invita a los viajeros a reunirse en su granja de Alemania en Freiburg (Elbe) durante unos días para intercambiar impresiones viajeras con pases de fotografías. Heinz Stucke, su gran amigo, ya ha participado en esos encuentros y yo le he prometido asistir al próximo en agosto del 2018. A Heinz lo conoció en las islas Svalbard. También conoce a Hubert Weissinger. Aun no posee pagina web, tal vez no la abra nunca en la vida pues no le importa no ser conocido; lo importante para el son sus vivencias adquiridas, las gentes que ha conocido durante sus viajes, los pacientes africanos que ha curado de enfermedades, y los amigos viajeros en su estilo, cruzando los países por tierra o por mar, evitando al máximo los aviones, a quienes invita a su granja. Me encanta una frase de la güeb de Gustav-Adolf (en alemán): “Der massive Einsatz von Geld und Ausrüstung mindert den Wert einer Reise für Globetrotter” (El empleo masivo de dinero y equipo reduce el valor de un viaje para Globetrotter).

Gustav-Adolf en su granja de Freiburg (Elbe), delante de su enorme mapamundi, mostrando sus recorridos por los 193 países de las Naciones Unidas

 …

HARRY MITSIDIS (El Viajero Políglota)

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Árabe, Chino, Español, Francés, Inglés, Ruso

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 6

Dinero invertido en viajar: sobre 500.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Harry nació en 1972 en Londres. Se crió en Atenas, donde estudió sociología, y luego estudió en la Universidad de Oxford. Es de origen paterno griego (su verdadero nombre es Charalampos) y de madre sudafricana. Posee dos nacionalidades, griega e inglesa. Ya de adulto vivió largo tiempo en Canadá, Holanda, Finlandia, Serbia y Suiza, ejerciendo de profesor, lo que le ha conferido una personalidad universal y dada la oportunidad de aprender numerosos idiomas (además del griego y el inglés), como son el español, el francés, el serbocroata, el rumano, el holandés, el macedonio… y se desenvuelve con soltura en varios más.

Cuando era un niño Harry ya soñaba con visitar todos los países del planeta, pero se veía muy lejos de conseguirlo. Sin embargo, con gran determinación y entusiasmo, poco a poco, a los 29 años ya logró conocer el cien por cien de los países europeos, siendo el último Bielorrusia. Tras Europa prosiguió con los demás continentes, sin descanso, empleando en ello 7 años ininterrumpidos, hasta que al cumplir los 36, al aterrizar en Malabo, Guinea Ecuatorial, pudo proclamar el haber viajado a los 193 países del planeta (además de la República Saharaui y Taiwán). Tan orgulloso estaba por ello que en Malabo exclamó lleno de emoción: “¡He conquistado el mundo!”.

Pero como le pasa a todos los viajeros, el conocer todos los países del mundo es solo el principio de la carrera viajera. Ahora está emprendiendo viajes constantes a aquellos territorios que, sin ser países oficiales, ningún viajero que se precie como tal debe obviar, como son la Antártida, islas Pitcairn y Tristan da Cunha, países emergentes como Abkhazia y Ossetia del Sur, y un largo etcétera.

Los países favoritos de Harry, son: Portugal y Serbia en Europa. Líbano e Israel en el Medio Oriente. Indonesia en Asia. Tuvalu en Oceanía. Brasil y Argentina en América, y Saint Barth’s en el Caribe.

Harry es uno de los viajeros más entusiastas que existen. Su página web es un canto a la pasión de viajar. Hela aquí:

http://www.charalampos.cc/

El año 2012 creó el club de viajes The Best Travelled, que en el 2017 lo trasladaría a Nomad Mania, donde ostenta una de las primeras posiciones:

www.nomadmania.com

Harry (el de la izquierda) en Somalia, con un chaleco salvavidas y un guardaespaldas

 

HUBERT WEISSINGER (El Viajero Ebanista)

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año:

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 7 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 100.000 euros

Vida familiar actual: casado, con hijos

Hubert Weissinger nació en 1967 en Frankenreich, Austria, a unos 125 kilómetros de Viena. Su primer viaje al extranjero lo realizó en 1988, a la vecina Alemania. Un buen día, cansado de trabajar de ebanista en un taller de carpintería fabricando armarios, sillas y taburetes, se le ocurrió la brillante idea de abandonar su aldea y dedicarse plenamente a conocer el mundo entero. Dejó los martillos, serruchos, cepillos, clavitos y papel de lija, y se marchó a Nueva Zelanda. Era el 1 de enero del año 1993. Regresó a su pequeña localidad el 1 de enero del año 2000 tras haber visitado la totalidad de los países de las Naciones Unidas. Como en Arabia Saudita solo había pisado el aeropuerto, meses más tarde regresó y conoció ese país más profundamente, como Dios (o Alah) manda. En ese viaje épico utilizó ocho pasaportes y se gastó solo en visados 8.000 euros. Además de esos países de la ONU también conoció Transnistria, Monte Athos y otros lugares que no son miembros de las Naciones Unidas, alcanzando la cifra de 243 entre países de la ONU y otros territorios. De recompensa, al regresar a Austria fue reconocido por el Libro Guinness de los Records como un gran viajero. Nos conocimos por correo electrónico a mediados del año 2012, cuando acababa de viajar a la isla rusa de Franz Josef Land, en el Ártico. En el año 2013 pasó por Barcelona, en España, y nos vimos en el centro de la ciudad. Hoy en día sigue viajando con gran tesón. Su página web, muy recomendable por sus mapas, fotos, pasaportes, es:  http://members.aon.at/worldtraveller/index.htm

                                        
Hubert Weissinger durmiendo en su hamaca mientras viaja en un tren de mercancías por un país africano
 

El mapamundi de Hubert

 …

ANTHONY ASAEL (El Viajero Humanista)

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés, Francés, español

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: unos 5

Dinero invertido en viajar: unos 200.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Anthony nació en 1974 en Bruselas, Bélgica. Su padre es italiano, su madre es turca y su abuela es cubana. Este origen internacional le marcó y le hizo desear conocer el mundo entero.

A sus 5 años, estando sus padres distraídos en una playa italiana, Anthony agarró un barco hinchable y se dejó llevar por las olas. La Marina italiana lo rescató varias horas más tarde a unos 15 kilómetros de distancia. Dijo a los agentes que quería cruzar el Mar Mediterráneo.

Cuando se hizo adulto trabajó en ocho países diferentes. En la actualidad es de profesión fotógrafo y durante sus viajes fotografió a los niños, ayudándoles mediante un proyecto altruista que él llamó Art in all of Us (AiA), en colaboración con UNICEF y otros organismos internacionales.  Anthony, cuando viaja, se entrega a los demás, a los más jóvenes, y exhala amor.

En el año 2009, tras aterrizar en las Islas Maldivas, cumplió su sueño de conocer todos los países de las Naciones Unidas.

Ha escrito un libro único titulado Art in All of Us, donde exhibe las fotos tomadas a los niños de todos los 193 países registrados en las Naciones Unidas. En todos esos países logró entrar con autorización para ayudar gratuitamente a los escolares, incluso en Corea del Norte. Y en dos que le negaron en principio el permiso (Myanmar y Sudán), consiguió entrar igualmente más adelante. Hasta el presente ha ayudado a niños de 3.000 escuelas de todo el planeta.

Anthony ha renunciado a percibir ningún derecho de autor sobre su libro, cuya tirada fue de 30.000 ejemplares. Todo beneficio económico de las ventas se destina íntegramente al bienestar de los niños del mundo.

Dios, desde lo alto, cuando observa las malas acciones cometidas por la Humanidad debe de estar preocupado. Pero, en compensación, cuando eche una mirada hacia las buenas obras realizadas por personas como Anthony Asael, debe sonreír de satisfacción, y darnos a los humanos una nueva oportunidad.

La página web de Anthony es: https://www.anthonyasael.com/index.php


 Anthony fotografiando a los niños

 Libro de Anthony Asael con las fotografías de niños de los 193 países del mundo

THE SPANISH BIG FIVE

——————————————————

Hasta el año 2018, sólo cinco viajeros españoles han logrado visitar todos los 193 países de las Naciones Unidas. En la foto, de izquierda a derecha: Carlos Useros, Jorge Sánchez, Román Heréter, Sabino Antuña. Sólo falta falta Magi Casajoanes.

Y he aquí la reseña de estos cinco viajeros españoles, uno a uno:

 

SABINO ANTUÑA (El Viajero Impetuoso). Nació en 1937 en Gijón.

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: más de 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 7 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 300.000 euros

Vida familiar actual: divorciado, dos hijos y nietos

Sabino comenzó a viajar en solitario a los 11 años utilizando trenes por España, y a los 20, tras licenciarse en Ingeniería Industrial, se instaló por un tiempo en París desempeñándose de pintor de cuadros que vendía en Montmartre, y viajó por la mayoría de los países europeos. Luego se casó, tuvo dos hijos y se divorció para volver a su primer amor: los viajes. Viajó entonces sin descanso por todos los 50 Estados Unidos de América, por infinidad de islas del Pacífico Sur navegando en barcos gracias a ser patrón de yates (Tuvalu, Trobriand, Pitcairn, etc.), cruzó en velero el Atlántico de Madeira a Bermudas, ejerció de guía acompañante por África en safaris fotográficos y con cazadores en Parques Nacionales…

Sabino visitó en el año 2001 Afganistán, su último país de las Naciones Unidas, lo que le convirtió en el primer viajero español en lograr tal proeza. Producto de su larga actividad viajera son sus 28 pasaportes llenos de visados y sellos de Emigración. Posee una página güeb: www.sabinoelviajero.com

Sabino, una vida de viaje, en el Polo Norte.

 

 

ROMÁN HERÉTER (El Viajero Fotógrafo). Nació en 1959 en Lérida.

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 170

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 40

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 5 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 100.000 euros (a muchos países iba invitado)

Vida familiar actual: casado, con hijos

Román es periodista, fotógrafo y viajero. Ha dedicado veinte años de su vida al objetivo de visitar todos los países del mundo, lo que consiguió en 2004, antes de cumplir 45 años, siendo Timor del Este su último país.

Él define así su manera de viajar: “El arte de viajar no se aprende ni en la escuela ni en la universidad, sino respirando el polvo de los caminos”.

Román ha escrito una decena de libros de viajes, siendo el más original “Guía del Viajero por el Mundo”, donde muestra fotografías de la totalidad de los países de las Naciones Unidas.

Su página web, es: www.romanhereter.com

Román con su cámara preparada, listo para realizar una fotografía a todo animal que corra, vuele, salte, nade, trepe o repte.

 …

 

MAGI CASAJOANES (El Viajero Elegante). Nació en 1950 en Barcelona.

Años netos on the road: unos 4

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 170

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 40

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 3 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 200.000 euros

Vida familiar actual: divorciado, con hijos

Magi ha sabido combinar su pasión por los viajes con sus negocios inmobiliarios.

No es un mochilero ni se aloja en los dormitorios de los albergues de juventud, sino que viaja con clase, de manera elegante. Siempre va vestido de manera impecable, con traje, corbata, camisa bien planchada y gemelos a juego, perfumado con colonia de Rodolfo Valentino, más los zapatos bien cepillados con betún negro.

Su último país de las Naciones Unidas fue Afganistán, cuyo visado obtuvo en la Embajada de ese país en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos). Voló con él a Tashkent (Uzbekistán) y cruzó la frontera afgana por tierra hasta Mazar-i-Sharif.

No dispone de página web, ni ha escrito (aún) ningún libro.

Magi a bordo de un crucero de lujo con destino a la isla de Pitcairn (yo iba con él y le tomé esta foto).

 …

 

CARLOS USEROS (El Pasajero del Mundo). Nació en 1969 en Figueras.

Años netos on the road: unos 10

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español, Francés, Inglés

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 40

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 4

Dinero invertido en viajar: unos 100.000 euros

Vida familiar actual: soltero, sin hijos

Carlos es un mancebo brioso que ha recorrido todos los países del mundo a lo largo de 21 años, sin patrocinadores, trabajando en hostelería la temporada turística para conseguir el dinero con el que pagar sus billetes de avión y otros gastos de viajes, hasta que en el año 2016, al aterrizar en Arabia Saudí, sumó su país número 193 de las Naciones Unidas.

Hasta el momento, Carlos ha dado tres vueltas al mundo.

Ha escrito un libro titulado “Pasajero del Mundo” donde relata sus mil y una peripecias.

Su página web, es: http://pasajerodelmundo.es/

Carlos visitó en moto el cráter de Darvaza, en Turkmenistán

 …

 

JORGE SÁNCHEZ (El Derviche Veloz). Nació en 1954 en Hospitalet de Llobregat.

Años netos on the road: unos 20

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Español

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: 193, todos

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: 

Islas habitadas de Oceanía conocidas: 105

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 13 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 75.000 euros

Vida familiar actual: casado, cuatro hijos y una nieta

Desde bien pequeño decidió emular a su héroe, Sindbad el Marino, y conocer el mundo entero en siete largos viajes con el propósito de adquirir conocimientos sobre la vida, que solía buscar en monasterios, templos y tekkés de diversas religiones. De Europa conoce muy bien Portugal, Andorra e Italia; de Asia ha estado en Tailandia y en la isla de Bali. De África ha recorrido Marruecos y Egipto, y de América ha estado dos veces en Buenos Aires y también en Cancún, México. Mientras que de Oceanía ha visitado Sydney, en Australia. Gracias a los viajes es políglota, pues ha aprendido a hablar y escribir cuatro lenguas: Español, Portugués, Italiano y Gallego.

En el año 2003 consiguió penetrar en su último país de las Naciones Unidas: Somalia.

Su página web es: www.jorgesanchez.es

Jorge en el Kilómetro Cero, de Madrid, lugar desde donde comienza (o acaba) sus viajes alrededor del mundo.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

 COMENZANDO A VIAJAR INTENSAMENTE a los 60 años

(Aesop fable The Ant and the Grasshopper)

Beginning to travel intensely after 60

———————————————————————————————————

You have chosen the Way of the Grasshopper since your youth years; you have traveled all your life, uninterruptedly, sacrificing everything for the sake to know the whole world in depth, mixing with the locals, loving them, learning the six official languages of the United Nations, working when in need of money in anything in the countries that you cross, spending from 30 to 50 years net of your life on the road. And then you come back home and you read in some virtual travel clubs that there are people who have chosen the Way of the Ant, mainly old, in their sixties, retired from work, who traveled like tourists only during their holidays for some weeks and almost full time after retirement, that in their egocentrism they claim to be the best travelers of the world, only because they have a lot of money and can fly to the Geographical South Pole, or pay a tour on a cruise around remote Antarctica islands, or hire boats to Banaba, Clipperton, Chagos, etc., spending fortunes. Then, they reach high positions in the travel clubs and claim to be número uno.
O tempora o mores!

 

Tres clases de viajeros:

1 – El Camino de la Cigarra (o el Saltamontes): el que emplea toda su vida en viajar, con prioridad, por encima de todo, como André Brugiroux, Heinz Stucke o Sascha Grabow.

2 – El Camino de la Hormiga: el que trabaja y trabaja como primera prioridad, y viaja en vacaciones, o intensamente cuando se jubila a los 60 años, como Don Parrish o Wojciech Dabrowski.

3 – El Camino del Medio: el que combina el viajar durante años seguidos con el trabajo. De pronto lo deja todo y se pierde 5 o 10 años viajando por esos mundos de Dios, y luego se instala en su pueblo a trabajar 5 o 10 años seguidos. Y repite el ciclo una y otra vez. Pero contando sus años on the road superan los 20, como Paulo Mansur, Jeff Shea, etc. (y también es mi caso).

 

Aquí iré describiendo poco a poco varios viajeros del segundo grupo, los que adoptaron el Camino de la Hormiga, los que empezaron a viajar con intensidad tras cumplir los 60 años y jubilarse del trabajo.

Recuerdo que en mi infancia, a una persona de 40 años ya se la consideraba mayor, y a los 60 años ya estaba para el arrastre. Sin embargo, en la actualidad las personas viven más años  y se puede concluir a partir de los 60 el visitar todos los países del globo.

No obstante, estos jubilados son más bien amantes de los viajes que viajeros, nunca se podrán comparar a un viajero pura sangre que lo ha sacrificado todo desde la juventud para viajar en exclusiva. Los jubilados, durante sus vacaciones del trabajo, realizaban anualmente viajes turísticos de una semana a un mes a diversos lugares del mundo. Y esperaron a recibir la jubilación para emplear el resto de sus vidas a viajar, con frenesí, como queriendo recuperar el tiempo perdido, pues ya disponían de tiempo y de dinero, mucho dinero. Pocos años después ya consiguieron visitar los 193 países de las Naciones Unidas, pero tras ello siguen al pie del cañón, viajando desde 6 meses a 10 meses por año, infatigablemente, a remotos atolones y territorios que los clubes virtuales de viajeros a los que pertenecen, consideran de visita imprescindible y cuentan 1 punto. Varios de ellos se consideran a si mismos los mejores viajeros del mundo (no son nada humildes). Ellos eligieron el camino de la hormiga, no el de la cigarra, ellos prefirieron trabajar toda la vida, no dedicar toda su vida a los viajes, desde la tierna juventud. Cuando comenzaron a viajar sin interrupción ya eran sesentones o setentones, y carecían de trayectoria viajera. No es lo mismo continuar viajando tras los 60, cuando ya llevas una trayectoria de 40 años sin hacer otra cosa que viajar y deseas culminar tus últimos destinos en el mapamundi, que empezar prácticamente desde cero a los 60, o como mucho habiendo visitado un máximo de 100 países de las Naciones Unidas, como los ejemplos que detallo mas abajo. Durante un tiempo los ignoraba y no quería escribir sobre ellos al no considerarlos viajeros al mismo nivel que los viajeros notables del elenco que describo arriba, pues a los 60 años ya tienes tus valores y prejuicios formados, el viaje ya no es tu universidad y viajan con un botiquín conteniendo las pastillas que se toman a diario contra diversos males. Pero al final me he conmovido a hacerlo por su impertérrita pasión por viajar.

¿Por qué viajan con tanto frenesí? No son geógrafos, ni científicos, ni van a aportar nada a la sociedad, y casi ninguno de ellos ni siquiera escribe libros ¿No seria mejor dedicar los varios millones de euros que han invertido en sus últimos viajes como jubilados en el bienestar de sus hijos o nietos, o favorecer a una aldea paupérrima en el Congo o Bangladesh? Pero no. O bien no tienen hijos ni nietos, ni ya los pueden tener, o esos hijos ya son mayores y se han independizado. ¿Son personas a admirar por haberse gastado más de 1 millón de dólares en sus viajes? Yo no los admiro, pero simpatizo con ellos por su vocación por recorrer el mundo.

He aquí un ejemplo de este fenómeno de viajar de manera recalcitrante a partir de los 60 años:   (cuando tenga un poco más de tiempo escribiré sobre alguno más de ellos detalladamente, en español y en inglés)…

 

WOJCIECH DABROWSKI (El Viajero Eterno)

Años netos on the road: unos 12

Lenguas habladas de las 6 oficiales de las Naciones Unidas: Inglés, Ruso

Países de los 193 de la ONU donde ha pasado mínimo 24 horas: unos 180

Realizada una vuelta al mundo antes de los 40, con un tiempo mínimo de 1 año: No

Islas habitadas de Oceanía conocidas: unas 50

Continentes cruzados por tierra de extremo a extremo: 2 puntos

Dinero invertido en viajar: unos 200.000 euros

Vida familiar actual: divorciado, dos hijos y varios nietos

Wojciech nació en 1947 en la ciudad de Gdansk, Polonia. Trabajó hasta los 60 años como ingeniero de telecomunicaciones. Durante sus vacaciones viajaba como turista individual a diversos países. Al jubilarse acabó de conocer los 193 países de la ONU (a sus 62 años). Desde entonces no ha parado de viajar unos 10 meses por año, tipo mochilero, a veces usando el autoestop, otras veces alquilando coches. Todo lo que el Gobierno polaco le paga de pensión se lo gasta en los viajes, sin remedio, y así seguirá eternamente, hasta que se muera. Nos conocimos en Yemen en el año 2007. y tiempo después coincidimos en la Ruta de los Huesos, Siberia, junto a otros viajeros internacionales, y viajamos juntos hasta Magadan en una furgoneta.

En la actualidad, a sus 71 años (en el 2018) Wojciech ha realizado 12 vueltas al mundo, todas de alrededor de un mes de duración, y antes de emprenderlas calcula sistemáticamente cuanto se gastará, los días on the road, los billetes de avión de regreso a Polonia, los billetes de autobús, las reservas de hoteles, las frutas que comprará en los bazares para comer… no deja nada al azar. Se prepara los destinos de manera metódica, en una lista, con mucho tiempo de antelación, y nunca falla, siempre cumple todo lo que planea visitar a rajatabla, todos los viajes le salen perfectos.

Wojciech, a pesar de no ser un viajero nato que haya sacrificado todo desde la juventud para viajar en exclusiva toda su vida, lo considero el viajero número uno de Polonia y el viajero jubilado por el que siento más respeto. A diferencia de otros jubilados, no es tan rico como ellos  (es más bien pobre y come lo que su huerto le da junto a su casita de madera que él mismo se construyó, con sus propias manos), ni pertenece a los clubes virtuales tipo The Best Travelled, Most Traveled People, o Traveler’s Century Club, sino que ha creado uno propio sobre los viajeros que han visitado los siete continentes, que de hecho son seis: Europa, Asia, África, América, Oceanía y la Antártida (pero Wojciech descompone el continente americano en dos, norte y sur).   Su página web es: http://www.kontynenty.net/

Wojciech estuvo una vez casado y tiene dos hijos y algunos nietos.

 En el año 2017 la ciudad de Cracovia plantó 30 robles en un parque, dedicados a los 30 mejores viajeros y deportistas de Polonia de todos los tiempos, 18 de ellos ya muertos y 12 vivos. Uno de esos robles con una placa está dedicado a Wojciech para que sea recordado eternamente

 Wojciech (el de la derecha de la foto) es el único viajero jubilado que se ha auto-publicado un libro sobre sus viajes a los 7 continentes, con muchas fotos y poco texto

…………………………………………………………………………………………..

THE FORGOTTEN TRUE TRAVELERS (Homenaje al Viajero verdadero)

During my journeys I have met many forgotten travellers, true travellers, no pleasure “travellers” or nonsense tourists.

These were not merchants, nor dervishes or pilgrims, but people travelling for Nature reasons.

Observe the picture below. I am with a young native of Ghana in the only well in Bir Lehlu, beginning April 2007. He narrated me his long exploit along Africa. He travelled during two years to get to Morocco, through the Sahara desert, on foot and on occasional trucks, without money, working along the way and eating minimal food, suffering cruel treatment in some borders by the military officers (for women the treatment is still worse, as you can imagine). In Tangier, intending to cross to Spain, he was brutally arrested, deported and forced to cross on foot the infamous 2000 kilometres long wall erected by the Moroccans (surrounded by 5 millions antipersonnel mines) from the occupied Western Sahara to the portion of the RASD (Republic Arab Sahrawi Democratic) liberated and controlled by the POLISARIO. He was there in that No Man’s Land waiting for 18 months so far, and surviving thanks to the generosity of the United Nations bases. I met other travellers like him in the past in the border between Darfur (Sudan) and Chad. I remember some Nigerians who gave me lessons about the purpose of life, people who become wiser after going through many hardships during their travels to Eritrea trying to jump, in vain, to Saudi Arabia, or from Algeria to Libya or Italy. The same can be said of the “Espaldas Mojadas” who try to enter USA, a part of their planet where they have been born, or the Asiatic (natives from Bangla Desh, Vietnam or Philippines) who migrate illegally to rich countries, many dying along the way. These are real travellers, people who travel to improve their existence, reason for which the Humankind has travelled since the long past times. These people are close to Mother Nature and deserve high respect. Believe me; I felt shame when I was among these brave people, these true travellers.

Estoy junto a un viajero verdadero en el pozo de Bir Lehlu, República Sahrawi.

Verdaderos Viajeros, Viajeros de la Madre Naturaleza, esperando el momento para saltar la valla de Melilla y así mejorar sus condiciones de vida, algo innato en el hombre. Desgraciadamente, el peor enemigo de esos seres auténticos, es el propio hombre, sus semejantes, que les crea obstáculos.

………………………………….

 

- Mireille, la Viajera de Rwanda:

 

https://www.youtube.com/embed/NAJZw3GCJLU

………………………………………………………….

 

“WHO IS THE BEST TRAVELER OF THE WORLD?”

 

La primera condición para considerar como candidato al título de mejor viajero del mundo, es haber visitado como Dios manda los 193 países registrados en las Naciones Unidas.

Visitar todos los 193 países del mundo es una proeza extraordinaria. Alrededor de 5.000 personas han alcanzado la cima del Everest, unas 500 han viajado por el espacio. Pero sólo unos 150 viajeros conocen todos los 193 países de las Naciones Unidas.

Tras visitar todos los países del planeta valoro como muy importante el tiempo neto “On the Road”, o años invertidos en conocer el planeta, lo cual denota calidad en los viajes, así como si ha pernoctado, al menos una noche (o pasado 24 horas), en cada uno de los 193 países de las Naciones Unidas. Los viajes largos de más de 10 años continuos ON THE ROAD, sin volver a tu país de origen, también son un plus.

Además, siempre que he podido he consultado el mapamundi de los candidatos, pues allí se muestra la calidad viajera al reflejar los viajes por tierra o por mar (excluyendo los viajes en avión, que utiliza el turista). El buen viajero ha cruzado todos los continentes por tierra y por mar, sin aviones, tanto en horizontal como en vertical, sumando 13 puntos (2 en Europa, 2 en Asia, 2 en África, 2 en América del Norte, 2 en América del Sur, 2 en Oceanía, 1 en Antártida). Y también evalúo el dominio de las 6 lenguas oficiales de las Naciones Unidas (Árabe, Chino, Español, Francés, Inglés, Ruso) para poder comunicarse con la mayoría de los habitantes de la Tierra.

Luego hay otros aspectos a ponderar, como el el humanista y el aventurero viril.

He seleccionado varios candidatos por estar entre los tres primeros puestos de, al menos, una de las 6 organizaciones viajeras principales:

 

- Travelers Century Club (TCC)

- Most Traveled People (MTP)

- Nomad Mania (NM)

- International Organization for Standardization (ISO), mejorado por Jeff Shea como SISO

- Greatest Globetrotters (GG)

- UNESCO

 

Y también los que, en algún momento u otro, habían sido declarados “the best traveler” por la organización GUINNESS al realizar una proeza viajera.

He estudiado durante meses todo lo que he encontrado en Internet sobre los viajeros que hayan visitado todos los 193 países de las Naciones Unidas, más de 100. Seleccioné 40, de los cuales he conocido en persona a unos 25. Entre ellos, 10 fueron fáciles de eliminar a la primera criba (por orden alfabético): Boris Kester (Holanda), Colic Miodrag (Serbia), Daniel Walker (Canadá), Gwin Gig (USA), João Paulo Peixoto (Portugal), John Todd (Reino Unido), Markus Lundgren (Suecia), Patrick Maselis (Bélgica), Lee Abbamonte (USA), Ted Cookson (USA).

Los siguientes 10 me costaron más de eliminar, y han sido (por orden alfabético): Artemy Lebedev (Rusia), Babis Bizas (Grecia), Carl Gustaf Siby (Suecia), Jagannathan Srivinasaraghavan (India), Kimi Shimura (Japón), Michael Runkel (Alemania), Nuno Lobito (Portugal), Robert Bonifas (USA), Steve Newcomer (USA), Thomas Buechler (Suiza).

Tras ello me quedé con una lista de 20 viajeros, pero ¿Cuál de entre ellos es el mejor viajero del mundo?

Hice de nuevo una criba, esta vez eliminando a los viajeros que sólo hablan inglés, pues nadie es buen viajero si no habla, o al menos se hace entender, en las 6 lenguas oficiales de las Naciones Unidas o, como mínimo, en las 3 más prácticas, que son Francés, Español, Inglés. Viajar sólo hablando inglés es una impostura. También descarté a los que empezaron a viajar en serio a partir de los 60 años, pues a esa edad madura no se goza de la frescura de mente y cuerpo que un viajero de verdad requiere.

Los eliminados fueron (por orden alfabético): Bill Altaffer (USA), Don Parrish (USA), Frank Grosse-Oetringhaus (Alemania), Gustav-Adolf Junge (Alemania), Hubert Weissinger (Austria), Paulo Mansur (Brasil), Rowland Burley (Reino Unido), Sabino Antuña (España), Roman Bruehwiler (Suiza), Wojciech Dabrowski (Polonia)

 

Y tras una larga deliberación me quedé con los 10 siguientes finalistas, la crème de la crème (por orden alfabético):

 

1 – André Brugiroux, Francia (18 años continuos ON THE ROAD, posición alta en GG, 13 puntos en Continentes)

2 – Anthony Asael, Bélgica (viajes con motivos humanitarios)

3 – Charles Veley, USA (fundador de MTP, posición alta en MTP, completó la lista de TCC)

4 – Harry Mitsidis, Grecia (fundador de NM, posición alta en NM, dominio de las 6 lenguas de las Naciones Unidas)

5 – Heinz Stücke, Alemania (ex récord GUINNESS, posición alta en NM, posición alta en GG, 52 años continuos ON THE ROAD)

6 – Jarl Hardenmark, Suecia (ex récord GUINNESS, completó la lista de TCC, único en completar los 14 secret GUINNESS)

7 – Jeff Shea, USA (fundador de SISO, posición alta en SISO, completó la lista de TCC, grandes aventuras viajeras)

8 – Mike Spencer Bown, Canadá (23 años continuos ON THE ROAD)

9 – Sascha Grabow, Alemania (fundador de GG, posición alta en GG, posición alta en NM, 13 puntos en Continentes)

10 – Sepp Kaiser, Austria (10 años continuos ON THE ROAD, ex récord GUINNESS)

 

(Algunos amigos viajeros han considerado que yo debería estar en esta lista. Sí, podría aparecer entre los 40 seleccionados, pero no llegaría mucho más lejos, pues no he viajado tantos años como Heinz, André o Sascha, ni he realizado viajes largos ininterrumpidos como Mike o Sepp, tampoco he efectuado proezas viajeras como Jeff. Nunca he sido récord GUINNESS como Jarl, ni he acabado de conocer todos los territorios de TCC como Charles, por ello, para aparecer en la plaza 40, he preferido descartarme y ceder mi puesto a otro viajero).

 

Imaginé entonces que los trasladaba a estos 10 viajeros finalistas a una ciudad del centro de Asia, por ejemplo Samarcanda, y les entregaba a cada uno 100 euros con la siguiente misión: alcanzar con ese dinero, por tierra, sin tomar aviones, cualquier océano (el Atlántico, el Ártico, el Pacífico o el Índico).

Las condiciones serían:

- No se puede pedir ayuda a las embajadas, no se puede acudir a ningún cajero automático, o pedir dinero a los familiares o amigos. Se ha de sobrevivir con esos 100 euros para viajar, comer, dormir, adquirir visados.

Naturalmente, los 30 viajeros descartados no aceptarían la prueba por faltarles experiencia viajera de verdad, al no haberse encontrado jamás en situaciones económicas adversas durante sus viajes.

Pero de los diez finalistas me costaba creer que todos podrían aceptar el reto. Consideré que sólo seis eran capaces de acometerlo, los más viriles: André, Heinz, Jeff, Mike, Sascha, Sepp.

Los seis escogidos se podrían desenvolver del siguiente modo:

- André viajaría en autostop hacia Calais, en Francia, en el océano Atlántico.

- Heinz se compraría una bicicleta de segunda mano en el bazar de Samarcanda y viajaría con ella, vía Kazakhstán, a Shanghái, en el océano Pacífico.

- Jeff se marcharía a pie y vía Afganistán, alcanzaría Karachi, en el océano Índico.

- Mike invertiría la mitad de los 100 euros en comprar unos sacos de sandías y melones uzbecos para marcharse en tren a venderlos en los mercados de Novosibirsk, en Rusia, para luego, con los beneficios de la venta, embarcarse por el río Obi hasta Salekhard, en el océano Ártico.

- Sascha daría clases de tenis en algún club deportivo uzbeco. Tras ello se marcharía en trenes hasta Kirkenes, en el Cabo Norte, Noruega, en el Ártico.

- Sepp tocaría la guitarra en los restaurantes y clubes uzbecos para ganar dinero y tras un corto tiempo viajaría en camiones vía Kirguistán, China y Nepal, hasta Calcuta, India, en el océano Índico.

El primero de estos seis viajeros viriles en llegar a un océano sería declarado el mejor viajero del mundo.

 

…………………..……