Libros publicados

Fruto de plasmar mis experiencias viajeras por escrito,
son los siguientes más de veinte libros:
  UN VIAJE INICIÁTICO A EUROPA
  LA VUELTA AL MUNDO EN MIL Y UN DÍAS
 VIAJE A LA SUDAMÉRICA EXÓTICA
 MI VIAJE AL SUR DE ASIA
 MI VIAJE A LOS ARCHIPIÉLAGOS DEL PACÍFICO
  MI VIAJE ALREDEDOR DE ÁFRICA
  MI VIAJE A TODAS LAS RUSIAS
 EL CAMINO DEL VIAJERO
 EL CAMINO DEL PEREGRINO A SANTIAGO
 EL CAMINO MOZÁRABE A SANTIAGO
 SIETE VIAJES A PAÍSES EXTRAORDINARIOS
 SIETE VIAJES A ISLAS EXTRAORDINARIAS
 SIETE VIAJES A LUGARES INACCESIBLES
 AUTOBIOGRAFÍA DE UN VIAJERO
 EL CAMINO PORTUGUÉS A SANTIAGO
 EL CAMINO PRIMITIVO A SANTIAGO
 LA VUELTA AL MUNDO POR EL ESTRECHO DE  BERING…..

 LA VUELTA AL MUNDO POR LOS MARES DEL SUR

 SIETE VIAJES A LUGARES PROHIBIDOS
 LA RUTA DE LOS HUESOS
 EL CAMINO DEL NORTE A SANTIAGO
 UN VIAJE A PIE POR LA ESPAÑA PROFUNDA
 ZEN Y EL ARTE DE VIAJAR
 ENCUENTROS CON VIAJEROS NOTABLES……………………………….

  EL CAMINO ESPAÑOL

 LA VUELTA AL MUNDO ENTRE SABIOS, SANTOS Y VIAJEROS

Se pueden adquirir (¡y os los enviarí­a dedicados!) solicitándolos directamente a:

O bien a través de estas librerías especializadas en libros de viaje:
 
ULYSUS c/ Ballesteries 29, Gerona 17004, Tf. 972 211773      
DEVIAJE c/ Serrano 41, Madrid 28001, Tf. 91 5779899
TIERRA DE FUEGO Trav. Conde Duque 3, Madrid 28015, Tf. 91 5215240      
TINTAS c/ Alameda San Mamés 40, Bilbao 48010 / Vizcaya, Tf. 94 4220551       
IGUAZÚ c/ Plegarias 7, León 24003, Tf 987 208066       
ULYSSE 26 rue Saint Louis en l’Ille, 75004 Paris / Francia, Tf. 33 (0) 143251735    

NOVEDADES

La Vuelta al Mundo entre Sabios, Santos y Viajeros

EDITORIAL:
DILEMA
Nº PAGINAS:
 236
PRECIO:
 12 euros

Este texto corresponde a mi sexta vuelta alrededor del mundo. Me tomó 80 días (desde el 1 de noviembre del 2014 hasta el 20 de Enero del 2015). El principal objetivo del viaje fue indagar sobre veinte Sabios, Santos y Viajeros en diez países, que fueron: Nepal (Ashoka), India (Xuanzang, el Apóstol Santo Tomás, Raghavendra y ocho sabios más), Indonesia (Luis Váez de Torres), Papúa Nueva Guinea (Álvaro de Saavedra), Islas Salomón (Álvaro de Mendaña), Vanuatu (Pedro Fernández de Quirós), Tonga (Francisco Antonio Mourelle), Estados Unidos (Fray Junípero Serra), México (Álvar Núñez Cabeza de Vaca y Hernán Cortés).

En la India viajé en trenes deteniéndome en lugares fascinantes que se me habían escapado en viajes anteriores. Y es que la India es un país fabuloso que no se abarca en su totalidad, aunque se viaje por ella durante toda una vida. En Papúa Nueva Guinea tuve que viajar de nuevo por tierra y por mar, a pie y en canoas, durante días y días, durmiendo en las Haus Tambaran, chozas donde se practican los ritos del cargo-culto, en los poblados remotos. Alcancé las Islas Salomón de manera poco ortodoxa, a través de la isla rebelde de Bougainville, por lo que tuve que esperar una semana, hasta que en la isla de Gizo recibiera en mi pasaporte un sello de entrada. Y tras otras aventuras didácticas a diversas islas de Oceanía (visité 17 islas del Pacífico, de las cuales 7 ya conocía y 10 eran nuevas en mi currículo viajero) volé desde Fiji a Los Ángeles para explorar algunas de las 21 Misiones fundadas por los españoles en el estado de California, en especial por el mallorquín Fray Junípero Serra. Finalmente arribé al Mar de Cortés, al lugar preciso donde Cabeza de Vaca, de la fallida expedición de Pánfilo de Narváez a la búsqueda de la fuente de la eterna juventud, concluyó su gesta de atravesar durante 8 años el sur de los Estados Unidos.

 

 

ENCUENTROS CON VIAJEROS NOTABLES

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
212
PRECIO:
12 euros.
   

En mi adolescencia leí un libro del arabista Rom Landau titulado “Dios es mi Aventura” (God is my Adventure), donde describe sus encuentros con diez filósofos, ocultistas, gurús y otros místicos de principios y mediados del siglo XX, tales como Rudolf Steiner, Krishnamurti, Keyserling, Gurdjieff, Meher Baba, Bo Yin Ra, etc.Uno de tales místicos, Gurdjieff, había escrito antes que Rom Landau un libro titulado “Encuentros con Hombres Notables”, con la misma idea, describir diez hombres que le habían impactado. Y todavía, en mi casa guardo un libro antiguo de ajedrez escrito por Richard Reti, titulado “Los Grandes Maestros del Tablero”, donde describe la biografía de los diez mejores ajedrecistas de su tiempo y una de sus partidas más características.

Inspirado por todos ellos he escrito, a manera de homenaje, sobre la psicología, las motivaciones viajeras y algunas anécdotas de los diez viajeros que más me han impresionado, y que considero los mejores del mundo en la actualidad. Todos ellos han invertido un promedio de veinte años de sus vidas en conocer nuestro planeta.He tratado de evitar incluir turistas individuales que, aunque ya conozcan todos los países de la Tierra (194 inscritos en las Naciones Unidas), no lo han hecho como un verdadero viajero, ni tampoco a otros que son auténticos dromomaníacos; viajan por viajar, como una enfermedad, y no han sabido extraer los tesoros que ofrece la actividad de viajero.

El libro adopta el estilo de Sheherezade hilvanando situaciones, y una historia lleva a otra, un viajero a otro, de manera que detallo en total unos cuarenta viajeros de distintas categorías, entre ellos los diez notables, candidatos a notables y algún dromomaníaco y turista individual que otro.

Estos son los diez capítulos con los diez grandes viajeros principales que incluyo y los lugares donde he viajado con ellos:

1 – André Brugiroux, francés: Socotra y Siberia
2 – Darío Gil, español: Socotra, Sanaa y Barcelona
3 – Charles Veley, USA: Republica Árabe Saharaui Democrática liberada (RASD), Isla de Vancouver y Munich
4 – Miguel Marchi, uruguayo: Islas de Pitcairn y de Santa Elena
5 – Veikko Huhtala, Finlandia: Isla de Wake
6 – Jeff Shea, USA: Siberia, Guam y Tadjikistán
7 – Pamela Barrus, USA: Islas de Wake, Guam, Midway, Sur de California y Maldivas
8 – Sascha Grabow, alemán: Hospitalet de Llobregat (España)
9 – Kimiyoshi Shimura, japonés: Midway y Honolulu
10 – Heinz Stucke, alemán: Barcelona

MEETINGS WITH REMARKABLE TRAVELERS, IN ENGLISH ebook:

Jorge Sánchez is a contemporary Spanish traveler who has devoted over thirty years of his life to discovering the most remote corners of the planet.

In the first English translation of his twenty books, Meeting With Remarkable Travelers (Encuentros con Viajeros Notables) narrates the experiences of Jorge Sánchez during his journeys with the best travelers of the world, against a backdrop of exotic locations such as the hard-to-reach islands of Wake and Midway in the Pacific, the Lena River in the depths of Siberia, and the territory of Sahrawi Arab Democratic Republic of Western Sahara.

Across ten chapters, Jorge describes the characters and passions of ten consummate travelers-among them Europeans, Americans, and Asians-who in their youth left everything to undertake the “Way of the Traveler,” as well as thirty more who have demonstrated the heart of exploring every wonder the earth has to offer. All of them share in common a drive, a necessity to discover our planet in order to learn from it. Nothing seems more important to them than to travel, having invested a minimum of twenty years net in their vagabond passion. Having lived lives that most people only dream about, the majority of them already know every country represented by the United Nations.

For them, travel means the “education of the road,” a meeting of destiny, and the only means to develop their internal being. In return, they have acquired an extraordinary depth of knowledge not taught in any school or university of the world.

You can get the book through the Amazon website by clicking here. It is available in US Dollars (Amazon USA), Euro (Amazon Germany) and Pounds (Amazon U. K.). You can download a free kindle for your PC. MAC, iPhone or IPad by clicking here.

SERIE DE SIETE LIBROS SOBRE MIS PRIMEROS SIETE LARGOS VIAJES

UN VIAJE INICIÁTICO A EUROPA

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
146
PRECIO:
9 euros.

 

PRIMER VIAJE. Que trata sobre el primer viaje de Jorge Sánchez, en su tierna adolescencia, en el que durante dos años recorrió diez países de Europa Occidental experimentando todo tipo de aventuras y acumulando valiosos conocimientos que, años más tarde, le servirían para visitar la totalidad de los países reconocidos por la ONU.El relato de Jorge describe la atmósfera de aquellos tiempos únicos tras el Mayo del 68 en París y el movimiento hippy, que inspirarían a muchos jóvenes a abandonarlo todo para viajar a la India o a dar la vuelta al mundo con la esperanza de hallar su puesto en la vida.

Jorge viajó en autostop, trabajó de mozo de maletas en un hotel de Bruselas, de mecánico dentista en París, de pastelero en Inglaterra, o vendiendo queso con un triciclo por los mercados italianos. Y así, poco a poco, asimiló las técnicas del arte del buen viajar, aun a fuerza de tropezones: es engañado por alguien que consideró su amigo, le roban casi todo el dinero en un parque (con una navaja de afeitar en el cuello), es rechazado en algunas fronteras, duerme en hospicios, etc. Pero también aprende idiomas y el valor de las gentes para encontrar su camino en la vida, como son: los hippies en la Isla de Wight, los vagabundos en Ámsterdam, los obreros en una pista de esquí en Suiza… hasta que, finalmente, frente a la estatua de Cristóbal Colón de Génova, comprende que su verdadera vocación es dedicar el resto de su vida a viajar.

LA VUELTA AL MUNDO EN MIL Y UN DÍAS.

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
372
PRECIO:
19 euros.

 

SEGUNDO VIAJE. Que trata de mi primera vuelta al mundo, de 1001 días de duración, visitando 46 países de los cinco continentes contando con escasos medios económicos, en la cual experimenté un sinfín de vicisitudes que superé gracias a ciertas dosis de gallardía y “baraka”. Tras atravesar toda Siberia en tren arribé a Japón, donde viví en un monasterio budista y me convertí en monje zen para aprender acerca de los misterios de la existencia. Luego navegué hacia Taiwán para estudiar chino mandarín. En Hong Kong me relacioné con una banda de contrabandistas de ginseng con los que volé dos veces a Corea, y, a continuación, con el dinero conseguido con ellos, viajé varios meses por toda China penetrando, disfrazado de uigur, en lugares prohibidos de Sinkiang, otrora escalas en la milenaria Ruta de la Seda. Después volé a Filipinas para conocer las islas musulmanas del sur en compañía de los gitanos marinos, o badjaos, y recorrer toda la isla de Borneo esquivando a los despiadados piratas joloanos. Finalmente, en la paradisíaca isla de Bali, me desempeñé de ajedrecista para poder financiar mis viajes por Australia, Nueva Zelanda, y varias islas de Oceanía.

Meses más tarde, tras un largo vuelo desde la Polinesia francesa, aterricé en California. En San Francisco y Nueva York trabajé varios meses de camarero para ganar el dinero suficiente que me permitiera visitar las grandes Antillas: Puerto Rico, La Española, Cuba y Jamaica. Recorrí todo Méjico y Centroamérica sorteando escaramuzas de los guerrilleros en El Salvador y Nicaragua, y burlé asaltos de granujas y malandrines en Costa Rica y Panamá, al tiempo que estudiaba con cierto detenimiento las ruinas aztecas, toltecas y mayas. En los Estados Unidos viajé en autostop y en trenes de mercancías, “a lo hobbo”, atravesando el Cañón del Colorado, Las Vegas, y las ciudades de los mormones, durmiendo en los “Salvation Army” para vagabundos. Tras varias peripecias y encuentros con personajes novelescos, alcancé la bella Montreal, en Canadá, donde trabajé de cocinero para poder volar de regreso a Europa. Una vez en el viejo continente penetré clandestinamente en diez monasterios ortodoxos del Monte Athos, y luego fui voluntario en un kibbutz de Jerusalén antes de regresar a España cruzando el norte de África.

VIAJE A LA SUDAMÉRICA EXÓTICA.

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
266
PRECIO:
12 euros.

 

TERCER VIAJE. Que trata de mis más osadas aventuras que me acontecieron por la mayoría de los países de Sudamérica durante diez meses, con apenas 300 dólares en el bolsillo. Luego de participar en el fabuloso carnaval de Río de Janeiro embarqué durante dos meses en gabarras y bergantines por el río Amazonas atravesando poblados de leprosos, afluentes plagados de pirañas, y aldeas de nativos sin contacto con el hombre blanco. Al llegar a Colombia fui deportado a Ecuador sufriendo por el camino percances con los guerrilleros de las FARC. En Perú me vi involucrado con narcotraficantes de pasta básica de coca en un poblado sin ley y, para salir indemne, debí aceptar un trabajo de pistolero que me propusieron protegiendo a una docena de mozas de vida alegre en una casa de lenocinio en medio de la selva. Dos meses más tarde me desempeñé de buscador de oro en Madre de Dios, en los lindes de la legendaria Paititi, evitando ser capturado por los indígenas jíbaros. Y recorrí toda Sudamérica en autostop hasta Tierra del Fuego, para caer enfermo en la Patagonia chilena. Posteriormente fui detenido en Paraguay y encerrado una temporada en un presidio inmundo por penetrar en el país por una frontera fluvial prohibida. Una vez liberado dormí a los pies de las cataratas de Iguazú, y poco después, tras numerosas cuitas, llegué en autostop a Buenos Aires, donde me las ingenié para obtener gratuitamente un pasaje de avión de retorno a España.

A Journey to Exotic South America, in English ebook, click here to buy in Amazon.

A “Journey to Exotic South America” tells the story of Spanish traveler, Jorge Sánchez, during ten months of travel through nine countries on this continent. It is a travel book overflowing with exciting adventures in places so off the beaten track few people would dare to set foot in them.

Here he relates his escapades in the encampments of cocaine traffickers and gold seekers, violent towns reminiscent of the Wild West, towns controlled by Colombian rebels, ashrams of esoteric sects, and–more conventionally–the carnaval of Rio de Janeiro. He navigates on the upper reaches of the Amazon, encounters corrupt border guards, bandits, and Indians, hitchhikes to Tierra del Fuego, spends time in a Paraguayan jail, and enjoys romances with every type of woman…

Jorge Sánchez has devoted over thirty years of his life to discovering the most remote corners of the planet, with little money and only the desire to experiment with every kind of adventure. He is the author of twenty travel books in Spanish. This is his second book to appear in English.

MI VIAJE AL SUR DE ASIA

EDITORIAL:
Plaza y Janés
Nº PAGINAS:
234
PRECIO:
10 euros.

CUARTO VIAJE. Que trata de las más peligrosas tribulaciones que me hayan acontecido hasta entonces en mis viajes. Luego de presenciar las danzas derviches de Konya, crucé a pie las cumbres de Kafiristán para acceder al frente de guerra de Afganistán, donde vi temblar la tierra a mi alrededor al ser bombardeado por aviones rusos. En la India participé en el festival religioso del Kumbha Mela de la ciudad de Allahabad, donde un maestro yogi me tomó a su cargo como su “chellah”, o aprendiz, asignándome un nombre hindú. Más tarde descendí a Sri Lanka para vivir de cerca el conflicto armado entre tamiles y singaleses. Después de visitar los numerosos ashrams de las principales sectas indias para aprender sobre los enigmas de la religión, me interné en el Tíbet a través del prohibido Reino de Mustang con la intención de peregrinar al sagrado Monte Kailas, pero fui capturado por las autoridades chinas y deportado a Nepal. De regreso en la India realicé varios trekkings por el Himalaya, cruzando todo Zanskar a pie, en solitario, sin comida, durmiendo en monasterios budistas remotos cuyos monjes me ayudaron, como Phuktal Gonpa. Y conviví una temporada con los gurús en las cuevas a orillas del Ganges. Finalmente, tras muchas más vicisitudes, fui encarcelado por “espía” en una prisión de máxima seguridad de Kabul sin apenas alimentos, donde se me juzgó y condenó a 5 años de privación de libertad, mas, gracias a la intercesión del Gobierno español, se me rebajó la pena a 101 días. Al cabo de un año de desventuras y con la piel en los huesos, fui repatriado a España por medio de un avión ruso.

MI VIAJE A LOS ARCHIPIÉLAGOS DEL PACÍFICO

EDITORIAL:
Plaza y Janés
Nº PAGINAS:
212
PRECIO:
10 euros.

QUINTO VIAJE.Que trata de una vuelta al mundo, de un año de duración, escalando en 30 islas de los Mares del Sur en las que compartí con los nativos de las tribus sus costumbres fantásticas e inverosímiles, como son la adoración de tiburones, el no reír, o el utilizar enormes monedas de piedra para las transacciones, tales como comprar mujeres o tierras. Después de recorrer las islas principales de la Micronesia donde capturaba cangrejos para mi manutención, desentrañé en la isla de Pohnpei el secreto de las construcciones megalíticas de Nan Madol, y más tarde trabajé de Santa Claus en Honolulu repartiendo golosinas a los niños para poder adquirir un “airpass” a los principales archipiélagos de la Polinesia y la Melanesia. En las Islas Salomón erigí un monumento al navegante español Don Álvaro de Mendaña, pero, al querer volar a Alaska desde Nueva Guinea, fui expulsado de la isla papúa de Bougainville, por lo que hube de retroceder a Guam, vía Kiribati y Nauru. Intenté en vano conseguir un buen trabajo en las fábricas de salmón de Anchorage, hasta que desistí, y por un error de las azafatas de mi vuelo fui depositado en las Islas Caimán, desde donde alcancé como pude Nueva York y volé de vuelta a España.

MI VIAJE ALREDEDOR DE ÁFRICA

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
312
PRECIO:
13 euros.

SEXTO VIAJE. Que trata de un viaje de 8 meses de duración, en vertical y en horizontal, a 25 países de África “a lo africano”, por tierra, utilizando únicamente medios locales, tales como camellos, naos por los ríos, camiones, trenes, etc., pero jamás el avión. Al disponer de apenas 1.500 dólares como todo capital, hube de buscar alojamiento gratuito en escuelas que dejaban por la noche las ventanas abiertas, y regatear para comprar comida en los mercadillos indígenas, o bien trepar a los cocoteros y palmeras para alcanzar sus frutos. En el Zaire del dictador Mobutu tuve que pintarme la cara con betún para aparentar ser un negro, y así burlar un control policial nocturno donde robaban a los blancos. Al navegar en un dhow mozambiqueño sufrí lo indecible al introducirse en mi oído izquierdo unos insectos que me devoraron el tímpano, y en el Chad fui humillado, vilipendiado, y despojado de parte de mis pertenencias por los militares corruptos. En Etiopía investigué el paradero del Arca de la Alianza, y en el antiguo sultanato de Darfur, al oeste de Sudán, viajé en camiones por zonas prohibidas, lo que a punto estuvo de costarme la expulsión a Eritrea. Y tras muchos más infortunios que me llenaron de consternación, un gentil capitán de un bajel pescador logró rescatarme subrepticiamente de Mauritania, donde me encontraba sin dinero y controlado por los agentes fronterizos, para depositarme diez días más tarde, sano y salvo, en las Islas Canarias.

EL CAMINO DEL VIAJERO

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
196
PRECIO:
12 euros.

SÉPTIMO VIAJE. Que trata de una nueva vuelta al mundo, “al revés”, de Occidente a Oriente, escalando en aquellas islas y países más inescrutables y recónditos del planeta para descubrir lugares insólitos, como son las islas del presidio de Papillon en las Guayanas, las islas Galápagos en Ecuador, las tribus caníbales del río Sepik de Papúa-Nueva Guinea, los atolones moribundos de Tuvalu, la “portuguesa” Timor oriental, la “impenetrable” Corea del Norte, etc. Durante ocho meses visité lugares espectaculares que se dirían sacados de la lámpara de Aladino, tales como el esplendoroso templo de Angor Watt en Camboya, las enigmáticas líneas de Nazca, las exóticas y originales construcciones del lago Toba en la isla de Sumatra, … y un largo etcétera. Y conocí a personajes singulares, como el aventurero Kitín Muñoz con su embarcación de totora “Mata Rangi” semanas antes de naufragar en la Polinesia, un mercenario australiano que acababa de intentar derrocar un movimiento rebelde en la isla secesionista de Bougainville y pasaba largas temporadas en la isla de Pascua para “redimirse”, un sexagenario profesor polaco que recorría la Tierra durante varios años seguidos, un belga comunista con extraordinario parecido físico a Tintín que emulaba sus lances, y una pléyade más de personas que habían escogido en sus vidas el Camino del Viajero.

SERIE DE LIBROS SOBRE VIAJES A LUGARES REMOTOS

MI VIAJE A TODAS LAS RUSIAS

EDITORIAL:
Obelisco.
Nº PAGINAS:
224
PRECIO:
11 euros.

Que trata de un azaroso viaje de 101 días en un crudo invierno a las 15 repúblicas que formaban la extinta Unión Soviética en unos tiempos de tensiones nacionalistas, terrorismo y mafias. Fui abordado por granujas y bellacos con intenciones viles en Minsk y Kiev, robado por las autoridades de Georgia y Bakú, y amenazado en Samarkanda antes de introducirme furtivamente en la belicosa Tadjikistán. Pero, en compensación, navegué embelesado por el Mar Caspio y avisté las relucientes crestas de las montañas kirgises del Pamir; oteé ensimismado el Mar Negro desde la prohibida Sevastopol, el encantador lago Issyk-Kul, y recorrí ciudadelas míticas a lo largo del desierto de Karakum donde vivieron en el pasado los hermanos Polo. En la capital de Siberia visité a mi querida hija rusa y poco después tomé el tren transiberiano hasta San Petersburgo, desde donde volé al enclave báltico de Kaliningrado para regresar a España en autostop, a través de la ruta cátara del sur de Francia, sin un rublo en el bolsillo.

SIETE VIAJES A PAÍSES EXTRAORDINARIOS

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
262
PRECIO:
13 euros.

Que trata de siete viajes cortos, de dos a cinco meses de duración, que efectué entre 1998 y 2003 para acabar de conocer el 100 % de los países existentes en el planeta, además de aquellos lugares fabulosos que nadie que observe el Camino del Viajero debe obviar, como son el continente blanco de la Antártida con su prodigiosa vida animal, la gigantesca isla de Groenlandia durmiendo en sus iglús, las islas árticas de Svalbard recorriéndolas en motonieve, la exótica isla de Robinson Crusoe y su tesoro pirata, el Piton des Neiges en la isla Reunion, el majestuoso Monte Elbrús en el Cáucaso…
Durante estos siete mini viajes las tribulaciones a las que estoy tan habituado no me abandonaron ni un momento, sobre todo en África: tras obtener un permiso especial navegué por aguas fronterizas del lago Tanganika para penetrar en las poblaciones de Ruanda y Burundi, que acababan de padecer la psicosis de la guerra y exterminio racial, lo que me impelió a proseguir el viaje sin apenas detenerme. En Liberia enfermé en un poblado sin alimentos, de donde huí de manera rocambolesca para, pocos días más tarde, ser expulsado de la caótica capital de Sierra Leona en un barco de condiciones infrahumanas, fletado por la ONU, junto a miles de refugiados guineanos escapando de la barbarie. Me encerraron en un calabozo en las Bermudas, fui bombardeado junto al río Tigris, en Bagdad, y en la capital de Angola tuve que esperar dos semanas la salida de mi nave a Santo Tomé y Príncipe por un golpe de estado militar. Esquivé a los guerrilleros y bandidos de la República Centroafricana, y, una vez en el aeropuerto de Somalia, el último país que me faltaba por conocer, y adonde accedí tras haber sobornado a una azafata ucraniana, fui expulsado a Djibouti, desde donde intenté otra vez acceder a él, esta vez con éxito, pudiendo así proclamar, rebosando de emoción, conocer la totalidad de los 192 países inscritos en las Naciones Unidas.

SIETE VIAJES A ISLAS EXTRAORDINARIAS

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
264
PRECIO:
14 euros.

Que trata de siete pequeños viajes a islas de difícil acceso de los siete continentes. En el primero viajé a islas de Asia como Christmas, Cocos, Hainan, Lakshadweep, Andamán, y aún otras, antes de visitar el ashram de Yogi Shanti, un viejo amigo de la ciudad india de Haridwar que pretende someterse en el año 2010 a un experimento único para comprender mejor la naturaleza humana y sus posibilidades. En el segundo me embarqué hacia las islas de África en medio del Océano Atlántico, como Ascensión y Santa Elena en la última derrota del mítico buque correo perteneciente a la Corona Británica “SAINT HELENA”. En el tercero accedí a las ignotas islas de América del Sur como Fernando de Noronha y San Andrés. Durante el cuarto recorrí islas europeas ignoradas, como la Soberana Isla de Lundy, Sark o el último territorio feudal de Europa, Helgoland o la isla que los alemanes trocaron a los ingleses por Zanzíbar, etc. El quinto me llevó a las Terres Australes Françaises, en la Antártida, donde conocí en el buque “MARION DUFRESNE” las islas de Kerguelen, Crozet, Saint Paul y Ámsterdam. En el sexto exploré las islas de Rusia Asiática, como Sajalín, conocida como Karafuto por los japoneses, y la “prohibida” de Iturup, llamada en japonés Etorofu-to, en las Kuriles, o Chishima-retto para los japoneses, tras obtener, de manera rocambolesca, un permiso para embarcar en un buque terriblemente balanceante en el mes de Diciembre del 2005. Y en el séptimo recorrí a bordo del crucero MAXIM GORKI parte del Océano Pacífico, desde Callao hasta Tahití, en la Polinesia Francesa, escalando con mucha fortuna en el “Santo Grial” de los viajeros: la isla de Pitcairn (la de los amotinados del Bounty).

Existe la versión oída de los siete capítulos de este libro (con varios minutos de escucha gratuita para cada uno de los siete capítulos) en: http://www.escuchaunlibro.com/index.php

LA VUELTA AL MUNDO POR EL ESTRECHO DE BERING

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
202
PRECIO:
12 euros.

Que trata de una corta, pero intensa y bella vuelta al mundo. La inicié penetrando en le prohibida península de Chukotka, la Alaska rusa, donde conviví dos semanas con esquimales y nativos Chukchi en sus Yarangas (tipo de yurtas) y sus rebaños de renos, observando como capturaban morsas y ballenas para su supervivencia.
Tras una espera, demasiado larga, de un vuelo a Magadán, para recorrer la infame Ruta de los Huesos (2000 kilómetros plagados de cadáveres de presos políticos enviados a los gulags de Siberia por el criminal Stalin), hasta alcanzar Yakutsk, las autoridades fronterizas me “invitaron” a abordar un avión esporádico que apareció por casualidad en Provideniya, con destino Nome, en Alaska, para desembarazarse de mi inusual presencia en esa zona militar antes de infringir las leyes rusas si excedía el término de mi visado.
En Alaska, tras divisar el Denali en el tren a Fairbanks, tomé en Juneau un barco por el espectacular Inside Passage, realizando escalas en los lugares más entrañables de esa derrota, como Sitka, Ketchikan, o la Isla de Vancouver. A mi paso por California aproveché para peregrinar a varias Misiones fundadas por Fray Junípero Serra, crucé en autobuses México y Centroamérica, deteniéndome solamente en enclaves que se me habían escapado en viajes anteriores, como la ciudad UNESCO de Puebla, la costa pacífica de El Salvador, las Islas de la Bahía, en Honduras, y el archipiélago de San Blas, en Panamá, conviviendo con los indios Kuna, desde donde continué en canoas hasta Turbo, ya en Colombia, habiendo atravesado el denominado tapón del Darién. Proseguí por el norte de Sudamérica hasta las islas del Caribe para, desde Antigua, tomar un vuelo económico hasta Frankfurt, y de allí viajé a Hospitalet de Llobregat, ya en España.

SIETE VIAJES A LUGARES PHOHIBIDOS

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
380
PRECIO:
18 euros.

Que trata de siete nuevos viajes a lugares insospechados, prohibidos la mayoría, prácticamente impenetrables algunos, y de difícil acceso la totalidad, arriesgando demasiado a veces, como la Isla de Tristán de Cunha, a cuyo regreso con un barco pescador las autoridades sudafricanas me encerraron en el puerto por unos días y luego me expulsaron a las Seychelles; las emergentes y peligrosas pequeñas repúblicas de Transcaucasia, como Abkhazia, Ossetia del Sur, Nagorno Karabaj, Najichevan, etc., por cuya entrada en la primera de ellas (Abkhazia), las autoridades georgianas, corruptas hasta la médula (ya se han gastado, o enviado a cuentas suizas privadas, todos los millones de dólares que los americanos les dieron por entrar en la OTAN), me encerraron en una inmunda mazmorra de Batumi, en Adjaria, hasta que no satisfice una mordida de 2000 euros por medio de un negociador; las Siete Hermanas, o los siete estados indios conflictivos rodeados por Bangladesh, Myanmar, Bhután y Tibet: Meghalaya, Assam, Tripura, Nagaland, Manipur, Mizoram y Arunachal Pradesh burlando controles militares indios en la frontera con el Tibet: República Saharawi liberada, adonde accedí al alba, esquivando los controles argelinos, marroquíes y mauritanos; Chechenia, Ingushetia y demás repúblicas rusas entre los mares Caspio y Negro, distribuyendo pequeñas propinas en los controles militares para abrirme paso por ciudades prohibidas; la Isla de Socotra y el Valle de Hadramaut, donde me introduje camuflado para rendir homenaje en Marib a los españoles vilmente asesinados por el fanatismo islámico en el verano del 2007. Y, finalmente, el Ártico caandiense, en autostop por la Península del Labrador, por rutas sin asfaltar y frecuentadas por osos por el Yukón y los Territorios del Noroeste, y conviviendo con los Inuits de la Isla de Baffin en Nunavut.

Existe la versión oída de los siete capítulos de este libro (con varios minutos de escucha gratuita para cada uno de los siete capítulos) en:http://www.escuchaunlibro.com/index.php

LA RUTA DE LOS HUESOS

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
300
PRECIO:
15 euros.
 

Que trata sobre un viaje que a lo largo del verano y el otoño del año 2009 Jorge emprende por lugares que hasta hace poco estaban prohibidos, en las profundidades de Siberia.

Tras recorrer toda Rusia europea en barcos y trenes siguiendo la huella de los GULAGs en las Islas Solovetski y en los Montes Urales, Jorge penetra en Siberia a través del Tren Transiberiano, y después utiliza las más recientes vías férreas del BAM (Baikal Amur Magistral) y del Amuro Yakutkaya Magistral, hasta la República de Sakha, o Yakutia, donde prosigue el viaje en camiones hacia Yakutsk y allí espera a cuatro viajeros internacionales consumados, entre ellos el francés Andre Brugiroux (cada uno de ellos conoce los 194 países de las Naciones Unidas) para embarcarse por el Río Lena hasta el Océano Glacial Ártico.
Semanas después, los cinco aventureros alquilan una furgoneta “bukhanka” con la que recorren la infame Ruta de los Huesos, o una carretera construida por alrededor de 3 millones de seres que dejaron la vida en esa carretera y en las minas de oro del Oblast, o región, de Magadan.

En la Ruta de los Huesos, Jorge y sus compañeros sienten que están viajando por un cementerio de 2000 kilómetros de longitud, bajo cuyo suelo de “permafrost” enterraron a varios millones de “zeks” o presos que caían desfallecidos por las crueles condiciones, y eran abandonados bajo la carretera.
Una vez en Magadan y tras despedirse de sus compañeros, Jorge acomete el largo regreso a España, siempre por tierra, sin tomar un avión, deteniéndose en lugares raros y fascinantes de Siberia, que describe de modo didáctico, con lucidez, hasta escalar en Ucrania, donde profundiza sobre el Holodomor, o el genocidio por hambre de 10 millones de ucranianos entre los años 1932-33, por orden del siniestro Stalin.

Este viaje a las entrañas de Siberia transformó a Jorge de tal manera, que una vez en Hospitalet de Llobregat, España, tardó más de un mes en salir de su casa para proseguir su vida normal y emprender un nuevo viaje.

LA VUELTA AL MUNDO POR LOS MARES DEL SUR

EDITORIAL:
DILEMA
Nº PAGINAS:
278
PRECIO:
12 euros.

En el transcurso de esta vuelta al mundo, la quinta que he realizado, durante veinte semanas visité lugares asombrosos, como son el Reino de Arakan y el Estado Chin en Myanmar, abordé el tren Indian Pacific desde Perth a Sydney, en Australia, visité 10 archipiélagos e islas que no conocía, como son las Islas del estrecho de Torres, Lord Howe, Norfolk, Tasmania, Niue, Wallis et Futuna, Kiritimati (Christmas), los tres atolones de Tokelau, Chatham, más cuatro de las Islas Marquesas.
Para culminar este viaje, empleé los últimos veinte días en recorrer en su totalidad el CAMINO REAL DE TIERRA ADENTRO, desde Taos Pueblo, al norte de Santa Fe, en New Mexico, hasta El Paso (donde se halla la imponente estatua ecuestre de don Juan de Oñate, el precursor del Camino Real de Tierra Adentro a finales del siglo XVI), desde donde penetré en México y de allí recorrí numerosas ciudades de este fantástico Camino, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, como son Chihuahua, El Parral, San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, etc.

———————-

Encuentros con Viajeros Notables del pasado

(en preparación)

Durante los meses de Enero, Febrero, Marzo y Abril del año 2013 realicé un viaje de cien días por Extremo Oriente asiático para conocer más acerca de diez de los más notables viajeros en la historia de la Humanidad (de los siglos VII a XVI), a razón de diez días por viajero, cruzando los países de Malasia, Indonesia, China y Filipinas. Entre ellos hay tres chinos, un marroquí, un italiano, dos portugueses y tres españoles.

Visité varios de los lugares adonde viajaron más las tumbas de algunos de ellos, para rendirles pleitesía. Estos grandes viajeros han sido mis héroes durante mi adolescencia, cuando leía acerca de sus intrépidas aventuras y vicisitudes. Sus descubrimientos arrojaron nueva luz sobre los conocimientos geográficos de la época.

En este texto resumo la vida y viajes de todos estos viajeros admirables, cuyas aventuras son irrepetibles por su osadía sin par y los escasos medios de que disponían, más de otros cuantos viajeros de gran envergadura, contemporáneos de ellos, entrelazando aventuras y detallando los libros que escribieron, más otros datos históricos de sumo interés para los amantes de los viajes. Escribir sobre ellos es algo que sentía que debía hacer.

Y he aquí los nombres de estos Viajeros Notables del pasado y los lugares donde indagué sobre ellos:

1 – San Francisco Javier y los viajes de los Jesuitas por Asia (Malaca)

2 – Cheng Ho y sus siete viajes (Malaca)

3 – Fernão Mendes Pinto y los aventureros celtíberos en Indochina (Camboya)

4 – Ibn Battuta y su Rihla (Aceh)

5 – Yijing en el Reino de Sriwijaya (Palembang)

6 – Juan Sebastián Elcano y la primera vuelta al mundo de la Humanidad (Isla Tidore)

7 – Marco Polo en Hangzhou (Hangzhou y Tianjin)

8 – Hiuen Tsang y la Ruta de la Seda (Xian)

9 – Magallanes y su muerte en la Isla de Mactán (Cebú)

10 – Andrés de Urdaneta y el Tornaviaje (Cebú, Bohol y Manila)

Y también incluiré a Alexandra David-Néel, la mejor viajera de todos los tiempos (China)

————————

 SIETE VIAJES A CHINA

(en preparación)

 

Las flechas más gruesas marcan el séptimo viaje a China que tengo previsto realizar, a partir de Beijing. Las flechas más débiles señalan los itinerarios de mis seis viajes anteriores

Este es un proyecto viajero/literario que pretendo materializar en breve. Combinando aventuras personales abarcaré varios tópicos de China de interés para un viajero, desde sus religiones, lengua e historia a la idiosincrasia de las varias de sus cincuenta y seis etnias que conocí, desde sus héroes, sabios, filósofos y viajeros a su colosal geografía y medios de transporte, con sus largos trayectos en tren y viajes en barco por sus caudalosos ríos.

Hasta la fecha, en seis viajes, con un total de 10 meses invertidos, he llegado a visitar la totalidad de las provincias de China, treinta y cuatro, si incluimos Taiwán, Hong Kong y Macao.

Durante el primer viaje, en el año 1982, conocí dieciséis provincias en el siguiente orden:

Taiwán (donde trabajé y estudié Chino Mandarían) – Hong Kong – Macao – Guangdong – Hubei – Shanghái – Jiangsu – Beijing – Shanxi – Mongolia Interior – Gansu – Xinjiang – Shaanxi – Sichuan – Yunnan – Guangxi.

Durante el segundo viaje, en 1989, penetré furtivamente en el Tíbet atravesando el Reino de Mustang. Pero en una aldea donde pernocté para proseguir al día siguiente el camino a Lhasa, fui delatado a los militares, quienes no me regañaron ni me encerraron en ninguna mazmorra, sino que gentilmente me regalaron un saco con comida china y me trasladaron en jeep de regreso a la frontera con el Reino de Mustang. Parte de esa comida me sería robada por asaltantes Tibetanos y Gurungs en el camino de vuelta.

Durante mi tercer viaje, en el año 1996, entré en Xinjiang desde Kirguistán por el Paso Turogart. Días más tarde viajé en autobús desde Kashgar a Turfán para conocer las Cuevas de los mil Budas (además de pinturas de Maniqueos y Nestorianos) en Bezeklik, importante escala en la Ruta de la Seda. Posteriormente, desde Urumqi, tomé el tren a Almaty atravesando la legendaria Puerta de Zungaria (mencionada por Herodoto), pero en el primer poblado kazajo fui deportado por los militares locales y obligado a tomar un tren de regreso a Urumqi por carecer de visado kazajo. Días más tarde volaba a Kazakstán (en el aeropuerto de Almaty obtuve el visado kazajo).

Durante mi cuarto viaje, en el año 1997, pasé un mes en China. Entré por tren desde Hanói, en Vietnam, hasta Nanning. Una vez alcanzado Beijing, siempre viajando en trenes, gestioné mi visado a Corea del Norte, país que visité, y al regreso en tren desde Pyongyang a Dandong abandoné China para penetrar en Rusia y regresar a España en el Tren Transiberiano. En el transcurso de ese mes sólo pude añadir las provincias de Liaoning y Heilongjiang a mi historial viajero chino.

Durante mi quinto viaje a China, en el año 2004, exploré la Isla de Hainán. Tras ello volé de Chengdu a Lhasa, por no existir aun el tren al Tíbet (se inauguraría en el año 2006). Una semana más tarde viajé de Lhasa a Katmandú.

Durante mi sexto viaje a China, en el año 2013, logré finalizar la visita a todas las provincias tras dos meses explorando las ciudades principales y más didácticas de ellas, además de numerosos lugares inscritos en la lista de la UNESCO. Esas últimas provincias, catorce en total, son: Chongqing – Guizhou – Hunan – Jiangxi – Fujian – Zhejiang – Anhui – Henan – Ningxia – Qinghai – Jilin – Shandong – Hebei – Tianjin.

El proyecto viajero para mi séptimo viaje a China, de unos tres meses de duración, incluye básicamente: Tren a Lhasa. Monasterios legendarios de religión Budista y Bon. Peregrinación al Monte Kailash. Cueva de Milarepa. Incursión al enclave de Aksai Chin. Salida de China por la Cordillera del Karakorum, y ulterior penetración en Gorna Badakhshan, en Tayikistán.

 

———————–

 

SIETE VIAJES A LUGARES DESCONOCIDOS

EDITORIAL:
Nº PAGINAS:
PRECIO:
— euros.

Que trataré sobre varios de los lugares más desconocidos e inaccesibles del mundo que se me habían escapado en viajes anteriores.

De Europa ya viajé en el 2009 a enclaves y países emergentes tales como la República de Transnistria, Gagauzia, el Distrito de Brcko en la República de Srpska, el Principado de Seborga, a la Isla de Santa Kilda, o al islote de Market Reef, compartido entre Suecia y Finlandia.

De Asia, tras descubrir lugares raros habitados por los Yesidis en el Kurdistán Iraquí, proseguiré por tierra hasta Asia Central, donde penetraré en valles casi inaccesibles de la República Autónoma de Gorno Badakhshan, en el Pamir tadjiko, para luego introducirme en Aksai Chin, ya en el Tibet, o ese pequeño territorio otrora perteneciente a Ladakh que fue ocupado por China. Luego, desde la Isla de Borneo, visitaré las Islas Spratly.

De África pasaré un tiempo en los siete Reinos de Hausa Bakwai, en Cabinda, y en Equatoria, o el sur de Sudán, ya independizado.

En América viajaré por el Río Madeira hasta los alrededores donde desapareció el Coronel Fawcett.

En Oceanía escalaré en islas raramente visitadas, como Rotuma, Vavau, Puka Puka o Manihiki.

De la Antártica navegaré por las islas de Macquaire, Antipodes, Bounty, etc.

Y el séptimo viaje lo dedicaré a lugares de España que los extranjeros (y hasta muchos españoles) encontrarían ignotos.

 

————-

 

UN VIAJE A PIE POR LA ESPAÑA PROFUNDA

EDITORIAL:
Nº PAGINAS:
PRECIO:
— euros.

Que tratará de un viaje de agradecimiento hacia una nación que ha dado tanto a la Humanidad, como es el Reino de España, en cuyos dominios, en un pasado no muy lejano, nunca se ponía el sol.

Aunque me considere un “ciudadano del mundo” y mi patria sea el planeta Tierra, físicamente nací en España, país que me ofreció un pasaporte, requisito ineludible hoy en día para poder viajar, y gracias a él pude conocer todos los países del mundo. Además, su preciosa lengua, el español, que ha obtenido 11 Premios Nobel de Literatura y es hablada en más de veinte países de las Naciones Unidas, me dio la posibilidad de comunicarme con más de 500 millones de personas en los cinco continentes.
En mis años maduros siento que ya es hora de hacerle un homenaje a la geografía de la piel de toro, que consistirá en un viaje en forma de espiral, a pie (aunque cuando me canse practicaré el autostop) y también en barco para acceder a las islas, empezando en Santiago de Compostela, el patrón de España, recorriendo una a una las diecisiete regiones (autonomías) españolas más los dos enclaves españoles en el norte de África (Ceuta y Melilla), para acabar en el Kilómetro Cero, en nuestra bella capital: Madrid.

Con la mentalidad ingenua de un viajero extranjero que visita por primera vez España, pero con la experiencia viajera de conocer todos los países del mundo, trataré de captar la esencia de esa entrañable nación, la más antigua de Europa, descubriendo los lugares más significativos que me desvelen su carácter e historia, rememorando algunos de los grandes héroes en todos los campos, como son Blas de Lezo y Bernardo Gálvez (militares), Álvaro de Mendaña, Juan Sebastián Elcano y Cabeza de Vaca (exploradores), Juan Pobre de Zamora, Pedro Ordóñez de Ceballos, de Jaén, y Pedro Cubero Sebastián, de Zaragoza (viajeros individuales que, cada uno por su cuenta, dieron la vuelta al mundo en solitario por tierra y por mar por primera vez en la Historia de la Humanidad), Diego de Velázquez, Bartolomé Murillo y Francisco de Goya (pintores), Miguel de Cervantes y Lope de Vega (escritores), Ibn Arabí, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Ávila (místicos), Maimónides y Averroes (filósofos), Adriano y Trajano (césares), Los Reyes Católicos y Carlos III (monarcas), Cisneros y Mendoza (cardenales), Miguel Servet y Juan de la Cierva (científicos), o Barbieri, Maestro Rodrigo y Paco de Lucía (músicos).
Los lugares que no dejaré de visitar durante este viaje/peregrinaje a España, serán:

1 – Galicia: Santiago de Compostela, el patrón de España
2 – Asturias: Covadonga. Don Pelayo y la Reconquista. Queso de Cabrales
3 – Cantabria: Laredo y Carlos V. Altamira
4 – Euskadi: Gernika. Guetaria, las ciudades donde nacieron Elcano y Andrés de Urdaneta
5 – La Rioja: Suso, Yuso y la lengua española
6 – Navarra: Castillo de Loyola. la Javierada, Benjamín de Tudela
7 – Aragón: La Corona de Aragón, que dominó el Mediterráneo
8 – Cataluña: Salvador Dalí, Albert Boadella. Los “cráneos catalanes” del doctor Robert. Inicio en Barcelona del histórico Camino Español de los Tercios de Flandes a Bruselas
9 – Valencia: Sagunto. Elche. El Cid
10 – Baleares: Isla de Formentera. Menorca
11 – Murcia: Cartagena. La Cruz de Caravaca
12 – Andalucía: La Alpujarra. Doñana. Tartesos. El Siglo de Oro Español en Sevilla. San Isidoro de Sevilla. (Barco a Ceuta y Melilla)
13 – Canarias: Los Guanches. Benito Pérez Galdós. Isla de la Gomera y El Hierro
14 – Extremadura: Matanza en la Plaza de Toros de Badajoz. Monasterio de Yuste. Los conquistadores españoles
15 – Castilla León: El Tratado de Tordesillas. Las Leyes de Burgos de 1512 en favor de los indios. El alma de España
16 – Castilla La Mancha: La mina de Las Cabezuelas. Toledo mística. Don Quijote
17 – Madrid: Paracuellos del Jarama. El Escorial. La escritura de los celtíberos

A priori, antes de iniciar este viaje/peregrinaje a la piel de toro, lo primero que sorprende al estudiar superficialmente la historia contemporánea de España es la capacidad de sugestión de los descendientes de aquellos bravos celtíberos, los españoles actuales, que hoy en día cualquier político de medio pelo les convence con su verborrea y les adoctrina a través de los medios de comunicación que poseen (diarios, radios, televisiones, escuelas y universidades) para creerse cualquier disparate; esos políticos juegan con los ciudadanos, los toman como a ganado, los convierten en espantajos.
A unos les hacen creer que tienen un “hecho diferencial”, pero no por tener dos narices o tres orejas, sino por hablar un dialecto de otro dialecto de una lengua impuesta por los Romanos (invasores que hace más de 2.000 años les destruyeron su lengua y cultura celtíberas) ligeramente distinto del dialecto de otro dialecto que hablan los compadres de su región vecina, y por ello son “mejores”, más “listos” y más “guapos” que sus demás prójimos y por lo tanto merecen privilegios que han de lograr a cualquier precio. Los convierten en verdaderos paletos y llegan a utilizar la violencia.
A otros los tratan de convencer para imponer una ideología que han visto practicar en un enorme país de Europa oriental (donde en el siglo XX ha ocasionado más de un centenar de millones de cadáveres).
Y si es necesario para sus intereses, esos políticos mediocres generan guerras fratricidas entre los ciudadanos, como viene sucediendo en España, al menos una vez cada siglo.

¿Donde está hoy la gallardía y el arrojo de los antiguos celtíberos?

¡Pobres españoles! ¡Quien les ha visto y quien les ve!

La desgracia del pueblo español, descendiente de aquellos celtíberos, reside en su capacidad de ser inducido a creer cualquier patraña o disparate por parte de seres nefastos que gobiernan su país de modo infame.
Por ello, otro de los objetivos de mi viaje/peregrinaje, además de familiarizarme con la idiosincrasia de los españoles, sus héroes, y descubrir las costumbres y bellezas de su país, será averiguar de dónde les viene ese instinto gregario, esa falta de personalidad actual que les hace ser presa fácil de engaños y ser llevados a matar a sus semejantes, y qué se podría hacer para que aprendieran a pensar por sí mismos, a elevar su ser, empezando por arrebatar a los políticos los medios de manipulación y adoctrinamiento que roban el alma a los niños y los estropean para siempre, irremediablemente, para substituirlos por una enseñanza responsable impartida por personas sabias, y de este modo poner a los políticos en su sitio, como empleados de los ciudadanos que son, y al mínimo robo o intento de perpetrar actos de bellaquería contra los ciudadanos, juzgarles, darles su merecido y, si así lo determinan los jueces, meterlos entre rejas.

Tras entregar a la URSS todas las reservas de oro pertenecientes a los ciudadanos de España (la cuarta reserva de oro más importante del mundo), para no verlas nunca jamás, los malditos políticos instalaron en la Puerta de Alcalá madrileña la foto de Stalin, el mayor criminal en la historia de la Humanidad, e importaron la asesina NKVD soviética con sus checas, que tantos exterminios masivos de españoles perpetraría en Madrid, Barcelona y resto de España. Pero antes de ello, ya en 1931, esos indeseables crearon una atmósfera propicia para que hordas de psicópatas quemaran infinidad de conventos en toda España, como la Casa Profesa de Isabel la Católica, en la calle Flor Baja, Madrid, devorando las llamas la segunda biblioteca más importante de España (80.000 libros con incunables irreemplazables de Lope de Vega, Quevedo y Calderón de la Barca). De las checas de San Elías en Barcelona (con su horno para quemar cadáveres humanos, adelantándose a los nazis de Hitler), la de los sótanos del edificio de la Pedrera de Antonio Gaudí, también en Barcelona, o de la de Bellas Artes (luego Fomento) en Madrid, nadie salía vivo tras sufrir en ellas prácticas sádicas copiadas de la gran Lubyanka de Moscú.
Nunca antes en sus miles de años de historia los descendientes de los celtíberos habían caído en tal estado de bestialidad humana y cometido tales atrocidades entre ellos.

AUTOBIOGRAFÍA DE UN VIAJERO

(previsto el 2024, cuando cumpla los 70 años)

Que tratará sobre una larga vida dedicada íntegramente a los viajes, de manera irresistible e irrevocable. Explicaré qué es lo que motiva a una persona joven, aparentemente normal, a dejarlo todo para partir en pos de aventuras y nunca jamás, ni en sueños, reincorporarse a una vida convencional en un trabajo de 9 a 6.Será, además, un compendio de todas las vicisitudes vividas a lo largo de más de 40 años de andanzas increíbles por los 5 continentes sorteando peligros de muerte, pero también disfrutando de momentos repletos de alegrías indescriptibles.

Detallaré cómo logré conocer en calidad todos los países del planeta, con sus estados, repúblicas autónomas, regiones principales, y las islas más exóticas y remotas habitadas. Revelaré por qué he deseado mil veces ser un indio del Amazonas, o un nativo negro de África Central, o un paisano de los valles del Himalaya, para sentirme uno con la naturaleza y amar todo lo que respira, y expondré por qué el hombre “pobre” del “tercer mundo” es más auténtico y rico con su sol y las estrellas como solas posesiones, que el occidental cargado de “juguetes” inútiles para su vacío mundo interior. Finalmente, demostraré por qué nada en este mundo es comparable a la pasión que experimenta el Viajero en su búsqueda de lo más importante y trascendental en esta vida, y presentaré mi discurrimiento sobre el poder de los viajes, que hace que las personas inquietas lo abandonen todo por adoptar EL CAMINO DEL VIAJERO, para viajar, y consideren todo lo demás como secundario, vano y prescindible. En otras palabras, concluiré afirmando que viajar es un instrumento para aprender a desarrollar el alma.

El libro lo escribiré a manera de cuento, con mapas artesanales y delicadas acuarelas. Más o menos empezará así:

Érase una vez un pequeño planeta llamado Tierra. Era bello. Gracias a su privilegiada posición con respecto a una modesta estrella que lo nutría, denominada sol y situada en las afueras de una gran Galaxia, poseía atmósfera y agua y por ello desarrolló numerosas formas de vida entre las que sobresalía la de los humanos, unos seres bípedos implumes que gozaban de un cerebro más perfeccionado que las demás. Entre esos humanos había unos ejemplares muy originales que, al contrario de sus semejantes, no paraban largo tiempo quietos en un mismo lugar; tan pronto se les veía internándose en espesas junglas como más tarde navegaban por entre minúsculas islas en las antípodas en unos ingeniosos trebejos de madera y telas que habían inventado, ascendían afanosamente a los picos de las montañas más elevadas o bien se encaramaban en lo alto de unos seres terráqueos con cuatro patas y jorobas en su espinazo, a los que habían domesticado y llamaban camellos, y recorrían durante largo tiempo una zona de su mundo muy arenosa donde apenas había vegetación ni agua. Les llamaban viajeros y no les interesaba otra cosa en su corta vida que vagar sin cesar alrededor de su diminuto planeta para conocer todos sus vericuetos con la esperanza de aprender y descubrir el por qué de su existencia en el Universo.

Uno de ellos que aún sigue “vivo” (como allí denominan a los que continúan morando en el interior de un cuerpo humano), nacido hace unas 60 traslaciones de su pequeño planeta alrededor de su estrella, o un poco más de “medio siglo”, como ellos dicen, se llama Jorge. En su infancia se escapó tres veces de tres centros de adoctrinamiento (que allí llaman escuelas) y de este modo no le pudieron intoxicar con “enseñanzas” nocivas, y gracias a ello no le robaron el alma y se mantuvo puro para aprender de primera mano el sentido de su existencia, eligiendo para ello el Camino del Viajero…

(Y a partir de aquí escribiré en primera persona en estilo naif, y lo firmaré con el seudónimo de El Derviche Veloz).

…………………

SERIE DE CINCO LIBROS SOBRE LOS PRINCIPALES CAMINOS A SANTIAGO

EL CAMINO DEL PEREGRINO A SANTIAGO

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
200
PRECIO:
10 euros.

Que trata de un peregrinaje a pie que emprendí desde Jaca a Santiago de Compostela en el invierno del 2003. Durante veintiún días me saturé de tantas impresiones que transformaron mi mundo interior. Conocí a hospitaleros altruistas que se desvivieron por ayudarme, a compañeros del Camino sensibles buscando el significado de la existencia, a monjes bondadosos en monasterios milenarios, a gentes sencillas de espíritu puro, y visité catedrales e iglesias románicas maravillosas cuyos cantos gregorianos me hicieron saltar las lágrimas. La magia del Camino se me manifestaba a diario en todas las cosas a mi alrededor, en la naturaleza exuberante, en los cantos de los pájaros, en el murmullo del viento… A pesar de su corta duración el Camino de Santiago me llegó al corazón, y significó el viajé más entrañable de mi vida.

EL CAMINO MOZÁRABE A SANTIAGO

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
164
PRECIO:
10 euros.

Que trata de un peregrinaje de 500 kilómetros, a pie, que emprendí durante dieciséis días en el frío invierno del 2008 a lo largo del Camino Mozárabe, que es más “nuestro” que el Camino Francés, pues fue creado por aquellos peregrinos mozárabes (cristianos que vivían en los reinos de al-Andalus) para alcanzar Santiago a lo largo de la Ruta de la Plata para, en la provincia de Zamora, tomar el derrotero por el Camino Fonseca o Sanabrés, vía la provincia gallega de Orense. La riqueza cultural, histórica y humana del Camino Mozárabe es inconmensurable, y ofrece elementos jacobeos de máximo interés que son inexistentes en los demás Caminos, como encontrarse en Rionegro del Puente con los continuadores de la Cofradía de los Falifos, la primera Orden Jacobea, descubrir la fascinante historia de los Templarios en Tábara y en Mombuey, admirar las joyas arquitectónicas de ciudades como Zamora, Puebla de Sanabria y Orense, disfrutar la hospitalidad de los monjes cistercienses del Monasterio de Oseira, o admirar la prodigiosa naturaleza de la Castilla profunda y la exuberante Galicia.

EL CAMINO PORTUGUÉS A SANTIAGO

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
110
PRECIO:
8 euros.

Que trata de un peregrinaje exterior, a pie, que acometí en un frío invierno del año 2007 por tierras portuguesas hasta arribar a Santiago de Compostela y, paralelamente, de un peregrinaje interior por las enseñanzas de diversos monasterios donde viví como un monje a lo largo de mis dilatados viajes por los cinco continentes, introduciendo las enseñanzas sabias que me impartieron en un monasterio Zen al norte de Kyoto, a través de las danzas del Sema de los derviches Mevlevi, por la meditación de los Yogis del Himalaya, o las prácticas esotéricas de los monasterios del Monte Athos, y los misterios mágicos de los monasterios de Etiopía. Es, en suma, un compendio espiritual; la esencia de todo lo que me ha parecido aprender a lo largo de veinticinco años netos de mi vida invertidos en viajar como un monje por mi templo, el planeta Tierra.

EL CAMINO PRIMITIVO A SANTIAGO

EDITORIAL:
Manakel.
Nº PAGINAS:
180
PRECIO:
10 euros.

Que trata sobre el primer Camino, el más histórico, la madre de todos los peregrinajes. Siguiendo los pasos del rey Alfonso II el Casto, el primer peregrino a Santiago, que ya en el año 814 quisiera ver con sus propios ojos la tumba del Apóstol, acometí un frío mes de invierno el duro y denodado Camino, ascendiendo y descendiendo los collados de la Cordillera Cantábrica. Resbalé en una calzada helada, me caí, sufrí frío atroz, extenuación… pero a cambio recibí como regalo una naturaleza pura, desbordante, y conocí a gentes admirables, tanto asturianas como gallegas, que se desvivieron por ayudarme. Llegué por fin a la catedral de Santiago regocijado hasta el máximo de los extremos, y corrí a abrazar el busto del Apóstol Santiago para agradecerle tantas vivencias inolvidables que había experimentado en ese mágico peregrinaje, que colmaron de dicha mi alma.

EL CAMINO DEL NORTE A SANTIAGO

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
 194
PRECIO:
10 euros.
                             

Tras haber realizado varios peregrinajes a Santiago, El Camino del Norte era una deuda pendiente para acabar las variantes principales del Camino, pero nunca me decidía a emprenderlo, hasta que un acontecimiento astronómico aceleró el que quisiera acometerlo de inmediato: el 4 de Enero del 2011 hubo un eclipse solar. Ese día era mi cumpleaños, y cuando ocurrió me hallaba viajando en autobús entre Madrid y Zaragoza.

Se dice que un eclipse solar en el día de tu cumpleaños es un suceso único en una vida, es algo que no le sucede a todo el mundo. Un amigo me informó de ello, asegurándome que “un eclipse en tu cumpleaños significa que ese año estará lleno de eventos, como el nacimiento de una nueva simiente, y experimentarás un cambio grande en tu estilo de vida”.

El Camino del Norte es de por sí solitario, y más en invierno. Esa soledad sería muy beneficiosa pues me proporcionaría la atmósfera necesaria para meditar sobre mi existencia, sobre mi situación actual en la vida, sobre cómo proyectar mi futuro. Durante mi peregrinar tendría el sol, la luna, las estrellas, el cielo, el mar… todo el universo para considerar.

Mi objetivo era conseguir una calma perfecta, armonía conmigo mismo para conectar con mi Yo interior. Debía despertar la fuente escondida dentro de mí donde nace la fortaleza, el “manantial de profunda delicia”, para que comience a brotar.

Enero en el norte de España es lluvioso, hace frío, cae granizo, nieva y los albergues de peregrinos son escasos y no hay calefacción en ellos. Pero con el transcurrir de los días confiaba en que mi mente se ajustara a esas condiciones. No debía caer en el tedio, que surge cuando no hay nada en nuestro interior. Entonces poderes ocultos empezarán a manifestarse. Es el secreto que me habían enseñado los ascetas del Himalaya en un viaje que realicé a las fuentes del Río Ganges muchos años atrás, donde conviví con ellos en el interior de cuevas.

…………………………………………………………………..

 

EL CAMINO ESPAÑOL

EDITORIAL:
Dilema
Nº PAGINAS:
 154
PRECIO:
10 euros.
                             

El viajero Jorge Sánchez acomete en el invierno de 2014 un viaje en trenes y autobuses de Milán a Bruselas siguiendo los pasos de los Tercios de Flandes, la mejor infantería de su tiempo en Europa, cuyos soldados, des­de 1567 hasta 1634, caminaron desde el Milanesado a los Paí­ses Bajos atravesando un corre­dor formado por Piamonte, Sa­boya, Franco Condado, Lorena, Luxemburgo y el Obispado de Lieja, para llegar al cabo de dos meses a Bruselas y allí comba­tir a los rebeldes protestantes de las provincias del norte.

Jorge cruzó el Valle de Aosta, los Alpes, el lago Annecy, las ciudades de Besançon, Nancy, Metz, Thionville, más Luxemburgo y Bélgica, encontrando huellas españolas en forma de fortalezas con sus mu ros y bastiones, palacios egregios o iglesias fundadas por Jesuitas; calles dedicadas a Felipe II, a su hija Isabel Clara Eugenia y también a diferentes Gobernadores de los Países Bajos; y hasta hoteles y res­taurantes con el nombre de Carlos V. Pero el hallazgo que le llegó al alma fue el cenotafio conteniendo el corazón de Don Juan de Austria, custodiado en la Catedral de Saint Aubain, en Namur. Una vez en Bruselas, abrazó emocionado el busto de Carlos V en la antigua Maison du Roi, en la Grand Place, dando por finalizado el Ca­mino Español.